Nacional

Los cubrebocas de tela no sirven contra el ómicron, afirma el doctor Alejandro Macías

Los de alta eficacia N95 o KN 94 o 95 deben amarrarse del cuello y nuca, porque en las orejas no funcionan, indica.

Ómicron, la nueva variante dominante del COVID-19, al ser más contagiosa, impone utilizar apropiadamente el cubrebocas para evitar los contagios, los cuales, en las últimas semanas, han registrado un incremento exponencial.

Ante ello, el doctor Alejandro Macías, profesor investigador en la Universidad de Guanajuato, adscrito a la División de Ciencias de la Salud, explica cuál es la manera correcta de utilizar los cubrebocas.

“Podemos decir que usamos inapropiadamente los cubrebocas, pues no hemos tenido una buena directriz. Los cubrebocas de tela o bufandas o caretas en este momento no funcionan, puesto que este virus es muy contagioso”, asevera.


El excomisionado de salud en la pandemia de gripe A (H1N1), en 2009, consideró que, si se va a utilizar un cubrebocas de tela, lo mejor es utilizarlos sobre uno quirúrgico.

“Dos cubrebocas son mejor que uno. Solamente que, mientras más capas tenga, es deseable que sean de un material diferente, para un efecto electrostático”, detalló.

El doctor consideró que hay muchos cubrebocas que son de plástico, de moda o de figuritas que descubren la nariz y no se sellan bien, por lo que no son recomendables.

Por otra parte, refirió que los de alta eficacia N95 o KN 94 o 95 deben amarrarse del cuello y la nuca, porque si se fija en las orejas no funciona, ya que no sellan bien; no obstante, acota, lo mejor es antes verificar que no sean piratas:

“De los cubrebocas de alta eficiencia, los que se conocen como N95, que son de origen americano, o en el KN 94 o 95, que son de origen chino, hay que decir que, por desgracia, en los de origen chino hay muchas falsificaciones, entonces si no conocen el origen de los cubrebocas, es mejor que se eviten, porque quizás estén usando un cubrebocas que sea pirata y no es conveniente”, explicó.

“Los cubrebocas N95 que son de marca 3M o bien Honeywell en general son de origen norteamericano, que son un poco más escasos. Hay que decir que para que esos cubrebocas funcionen bien, deben tener una buena fuerza de tensión en la cara, porque si no escapa”, detalló.