Nacional

Diputadas piden juicio político a Gabriel Quadri por discurso transfóbico

La diputada trans Salma Luévano hizo responsable a Gabriel Quadri de cualquier cosa que le pudiera ocurrir a alguien de la comunidad trans.

Las diputadas Salma Luévano y María Clemente se han manifestado en contra del discurso de odio transfóbico difundido por el panista Gabriel Quadri, he incluso han pedido un juicio político.

Esto ocurre luego de que Quadri describiera a “hombres vestidos de mujer” usando baños y vestidores designados para mujeres, y afirmara que la supuesta “ideología de género” deshumaniza a las mujeres.

María Clemente, diputada por Morena, reclamó que el PAN no se pronuncie ante el discurso de odio del excandidato presidencial y tuiteó el hashtag #JuicioPolíticoAQuadri.


En tanto, a través de sus redes sociales, la diputada Salma Luévano realizó un mensaje público de protesta en contra del panista. Dicha publicación contenía una serie de fotografías de la morenista rapándose y cargando una fotografía del señalado, donde lo catalogó como un “violentador transfóbico”.

Luévano señaló que este tipo de discursos de odio se traducen en crímenes de odio. “El cabello crece, las vidas no regresan”, añadió en referencia a los transfeminicidios.

Este martes, la diputada también compartió un video con diversos tuits transfóbicos de Quadri y el video en el que cortó su cabello, pidiendo también un juicio político por discurso de odio.

Las diputadas Salma Luévano y María Clemente son las primeras mujeres trans en conseguir un curul en el Congreso.

Además, la Secretaría de Gobernación, mediante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), difundió un comunicado sumándose al rechazo al discurso transfóbico, tras la queja de Salma Luévano.

La libertad de expresión y las funciones legislativas tienen como límite el respeto a los derechos humanos de todas las personas reconocidas en nuestra Constitución y las convenciones internacionales, como el derecho a la igualdad y no discriminación”, indica el texto.

Asimismo, el Conapred destacó que las personas de la diversidad sexual y de género se enfrentan todavía a estigmas, prejuicios y estereotipos basados en creencias falsas, las cuales son reforzadas con expresiones de discriminación y discursos de odio.

¿Qué es la transfobia?

Ser trans es una manifestación más de la diversidad humana. No obstante, las personas que conforman la comunidad trans sufren discriminación y violaciones a sus derechos humanos, tanto en México como en el resto del mundo.

Por eso es urgente hablar de la transfobia y el odio transfóbico.

La transfobia, explica el Conapred, es el rechazo, la discriminación, la invisibilización, las burlas y el no reconocimiento a la identidad o expresión de género de las personas que forman parte de la comunidad trans (el conocido ‘paraguas trans’ abarca a las personas transgénero, transexuales y travestis).

Esta hostilidad contra las personas trans deriva de prejuicios, estereotipos y estigmas hacia las personas con identidades, expresiones y experiencias trans o aquellas que son percibidas como tales.

El rechazo y la discriminación puede derivar en la violencia extrema en contra de las personas, como los crímenes de odio en contra de hombres y mujeres trans. Este delito no está tipificado, pero el Conapred utiliza el término ‘transcidio’ para hablar de estos casos. En el caso de las mujeres trans, tanto Conapred como otras organizaciones usan el término transfeminicidio, el cual hace énfasis en la doble condición de ser mujeres y ser personas trans.

A raíz de los transfeminicidios, han surgido iniciativas legislativas para tipificar y castigar los asesinatos en contra de mujeres trans.

En la Ciudad de México, el legislador Temístocles Villanueva presentó en octubre un paquete de iniciativas conocido como “Ley Paola Buenrostro”. Y en el Estado de México, la diputada Beatriz García también presentó un dictamen para reconocer el transfeminicidio como una figura penal autónoma.