Nacional

Manuel Clouthier: dan fuerza a Bartlett, un ‘hombre sin dignidad’

Insistió en que la historia es clara y está más que documentada sobre el proceso electoral de 1988, que muestra que ¿dicha elección fue fraudulenta’ y que el encargado de dicho fraude fue Bartlett.

Lo dicho por Manuel Bartlett en el sentido de que, en la elección presidencial de 1988, cuando se cayó el sistema de conteo de votos, hubo “amasiato” entre Carlos Salinas y el PAN, “es literalmente una estupidez”, dijo Manuel Clouthier en entrevista con el periodista Guillermo Ortega, en EL FINANCIERO TV.

Señaló que el dicho de Bartlett ante el Congreso federal no va a cambiar la historia, que lo señala como responsable de ese fraude.

Consideró que la declaración de Bartlett se dio en una comparecencia en la que se sintió acorralado y, “como chivo en cristalería”, despotricó e intentó lanzar un escupitajo para cuestionar, incluso, a personajes con alta calidad moral.

“Cuestionar hasta a don Luis H. Álvarez a estas alturas, por una persona como éste (Bartlett), oscuro, con antecedente de represor, de asesinatos, de robo de dinero, de fraudes electorales… caray, le estamos dando fuerza a la palabra de un hombre que no tiene palabra, que no tiene dignidad y que no merece ningún respeto”, sentenció.

Manuel Clouthier es hijo de Manuel J. Clouthier, Maquío, candidato presidencial en las competidas elecciones de 1988, en las que se cayó el sistema.

Clouthier aseguró que, en todo caso, el amasiato que se dio ocurrió el 6 de julio de 1988, entre Cuauhtémoc Cárdenas, Manuel J. Clouthier y Rosario Ibarra, quienes aquel día marcharon juntos a Gobernación para defender la democracia en México.

Señaló que fue hasta después de la muerte de Maquío, y muchos años después a la elección de 1988, cuando sí se observó un acercamiento entre Carlos Salinas de Gortari y algunos personajes del PAN.

Clouthier insistió en que la historia es clara y está más que documentada sobre el proceso electoral de 1988, que muestra que “dicha elección fue fraudulenta” y que el encargado de dicho fraude fue Bartlett.

Sobre la presencia de Bartlett en el gobierno federal, consideró que es un insulto a la familia Clouthier por parte de Andrés Manuel López Obrador, lo cual sólo se explica por la “afinidad masónica” que comparten el Presidente y el titular de CFE.