Nacional

Durante 2020 la inseguridad costó 7,155 pesos a cada víctima

El costo de la inseguridad para el país fue de 277.6 mil millones de pesos, cifra equivalente al 1.85 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

El costo económico de la inseguridad durante 2020 en México fue de 7 mil 155 pesos por persona afectada, revela la más reciente Encuesta Nacional de Victimización (Envipe) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Ese estudio, dado a conocer ayer, señala que el costo de la inseguridad para el país fue de 277.6 mil millones de pesos, cifra equivalente al 1.85 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Hace un año el INEGI reportó que en 2019 el costo de la violencia en el país fue de 282.1 mil millones de pesos, equivalente a 1.53 por ciento del PIB. Esto significa 6 mil 931 pesos, en promedio, por persona afectada.


De acuerdo con la Envipe, para 2020 el 64.3 por ciento del costo del delito correspondió a pérdidas económicas directas a las víctimas; 33.3 por ciento, a la aplicación de medidas preventivas, y 2.4 por ciento a gastos de salud.

“Las medidas preventivas representaron un gasto estimado para los hogares que asciende a 92.4 mil millones de pesos, mientras que las pérdidas por victimización representaron los 185.2 mil millones de pesos restantes”, puntualiza el reporte.

Los costos por la inseguridad en 2020 fueron menores a los de 2019 debido a que se calcularon menos ilícitos y víctimas como consecuencia del confinamiento por la pandemia de COVID-19.

El estudio revelado ayer destaca que en 2020 se cometieron 27.6 millones de delitos asociados a 21.2 millones de personas de 18 años y más, quienes fueron víctimas de la inseguridad y la delincuencia.


Se trata de una prevalencia delictiva de 23 mil 520 víctimas por cada 100 mil habitantes.

Cabe destacar que en 2019 el número de delitos se estableció en 30.3 millones asociados a 22.3 millones de personas de 18 años y más que fueron víctimas de la inseguridad, lo que representa una tasa de 24 mil 849 víctimas por cada 100 mil habitantes.

Con relación a la cifra negra (delitos no denunciados) la Envipe estima que hubo un incremento en 2020 con relación a 2019.

Puntualizó que en 2020 apenas se denunció el 10.1 por ciento del total de los delitos cometidos y el Ministerio Público sólo inició una carpeta de investigación en 6.7 por ciento de los casos.

Señaló que esta cifra es estadísticamente menor a la registrada en 2019.

“Durante 2020, se inició carpeta de investigación en 6.7 por ciento del total de los delitos, lo cual indica una reducción estadísticamente significativa en comparación con 2019, donde dicha estimación fue del 7.6 por ciento”, precisó.

Señaló que lo anterior implica un 93.3 por ciento de delitos donde no hubo denuncia o no se inició una carpeta de investigación, cifra estadísticamente superior a la estimación de 92.4 por ciento en 2019.

Destacó que la incidencia en los delitos personales, es decir, aquellos que afectan a la persona de manera directa y no colectiva, tales como el robo a casa habitación, tuvieron una prevalencia mayor en los hombres, para la mayoría de los delitos, excepto para los delitos sexuales.

Explicó que en este rubro hay una tasa de incidencia de 3 mil 140 delitos por cada 100 mil mujeres, cifra estadísticamente inferior a los 4 mil 752 delitos estimados para el mismo rubro en 2019.

“Se contabilizan 8 delitos sexuales cometidos a mujeres por cada delito sexual cometido a hombres”, apunta el estudio del INEGI.

Asimismo, señaló que la población mexicana está menos preocupada por los temas de inseguridad, pero más preocupada en temas como el desempleo, la salud, el aumento de precios y la pobreza.

A nivel nacional, el 58.9 por ciento de la población de 18 años y más considera la inseguridad pública como el problema más importante que aqueja hoy en día, rubro que en 2020 se situó en 68.2 por ciento.