Nacional

La pandemia tuvo su ‘lado bueno’: delincuencia bajó en 2020

En 2020 hubo una tasa de 1.3 delitos por víctima, menor al 1.4 reportado en 2019, según encuesta de INEGI.

El confinamiento por la epidemia de COVID-19 provocó que la delincuencia en México registrará una disminución en 2020, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE).

El año pasado se generaron 27.6 millones de delitos asociados a 21.2 millones de víctimas de 18 años y más, lo que equivale a una tasa de 1.3 delitos por víctima, cifra menor a los 1.4 reportados en 2019.

Entre los principales delitos estuvieron el robo o asalto en calle o transporte público, al representar 22.5 por ciento del total, seguido del fraude, con 19.29 por ciento, y la extorsión, con el 16.86 por ciento, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).


“La incidencia delictiva en los delitos personales, es decir, aquellos que afectan a la persona de manera directa y no colectiva, es mayor en los hombres para la mayoría de los delitos excepto para los delitos sexuales donde las mujeres son más vulneradas por este tipo de delitos”, destacó el Inegi.

De acuerdo con el estudio, las mujeres registran una tasa de incidencia de 3 mil 140 delitos por cada 100 mil, cifra estadísticamente inferior a los 4 mil 752 delitos estimados en 2019. Se contabilizaron ocho delitos sexuales cometidos a mujeres por cada delito sexual cometido a hombres.

La tasa de incidencia delictiva por cada 100 mil habitantes en 2020 fue de 30 mil 601, cifra estadísticamente menor a la estimada en 2019 que fue de 33 mil 659.

En 2020, el costo total a consecuencia de la inseguridad y el delito en hogares representó un monto de 277.6 mil millones de pesos, es decir, 1.85 por ciento del PIB.


Lo anterior equivale a un promedio de 7 mil 155 pesos por persona afectada por la inseguridad y el delito.

La cifra negra, es decir el nivel de delitos no denunciados o denunciados que no derivaron en carpeta de investigación, fue de 93.3 por ciento a nivel nacional durante 2020.

La ENVIPE 2021 estima que los principales motivos que llevan a la población víctima de un delito a no denunciar son por circunstancias atribuibles a la autoridad, tales como considerar la denuncia como pérdida de tiempo, con 33.9 por ciento, y la desconfianza en la autoridad, con 14.2 por ciento.

La percepción de inseguridad de la población de 18 años y más en las entidades federativas en marzo y abril de 2021 se ubicó en 75.6 por ciento.

Durante el mismo periodo, la sensación de inseguridad en los ámbitos más próximos a las personas fue de 65.5 por ciento en su municipio o demarcación territorial y 41.9 por ciento en su colonia o localidad.