Nacional

Jueces federales reclaman a la 4T: sufren ‘hostigamiento’ como nunca antes

Acusaron que la campaña de descrédito obedece a las resoluciones de las juzgadoras y juzgadores para ‘frenar actos arbitrarios de la autoridad’.

Magistrados de Circuito y jueces de Distrito acusaron que hoy, “como nunca antes”, existe una estrategia de hostigamiento cotidiano en su contra, desde las más altas esferas del poder político, para minar su credibilidad ante la ciudadanía.

Dijeron que con ello se busca justificar la deconstrucción institucional “con miras a la consolidación de una autarquía que en nuestro país siempre ha generado consecuencias muy lamentables en lo moral, lo social y lo económico”.

A través de la Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito (Jufed), acusaron que la campaña de descrédito obedece a las resoluciones de las juzgadoras y juzgadores para “frenar actos arbitrarios de la autoridad”.


En el artículo titulado El imperativo de defender la independencia judicial, subido ayer en las redes sociales de la Jufed, dijeron que dichos fallos se dan como parte de los reclamos de ciudadanos que se sienten vulnerados en sus derechos.

La Jufed, que está por cumplir 20 años, agrupa a cerca de un millar de magistrados de Circuito y jueces de Distrito que diariamente imparten justicia a lo largo y ancho del país.

Sin mencionar nombres, los juzgadoras y juzgadores insistieron en que el hostigamiento implica, en el fondo, el desdén de quien o quienes las profieren a la defensa del orden constitucional y los derechos humanos.

“Se trata, sin duda, de una perversa estrategia de polarización que coloca a las personas juzgadoras como ‘enemigas’ del pueblo cuando, por el contrario, defienden el respeto de sus libertades y derechos fundamentales”, dijeron.

Hicieron hincapié en que es el Poder Judicial el encargado de velar por la racionalidad, la paz y la concordia, a través del respeto al derecho y defensa de los preceptos constitucionales.

“Los mandatos de la norma de normas no son caprichosos ni de generación espontánea, sino surgieron por la experiencia social e histórica. A las y los jueces nos corresponde velar por este legado y concretarlo en cada resolución; esa es nuestra misión en una democracia”, aseguraron.

Por ello, puntualizaron que las injerencias indebidas que provienen desde el poder político a su quehacer cotidiano “ponen en jaque” la viabilidad presente y futura del país.

Asimismo, demandaron respeto a la independencia judicial y dijeron que la Jufed trabaja con dignidad, prudencia y estrategia.

“La defensa de la independencia judicial es, en consecuencia, un deber ético que la Jufed ha asumido plena y activamente”, insistieron.

En los últimos meses, día tras día, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, e integrantes de la llamada cuarta transformación, han arremetido contra jueces y magistrados, a quienes asocian con la corrupción.

“Así como hay en el Poder Judicial, porque no podemos generalizar, jueces, magistrados y ministros rectos, íntegros, que son pocos, es la minoría, lo que predomina es la defensoría de los intereses creados del antiguo régimen”, acusó ayer el presidente López Obrador.

“No está el Poder Judicial al servicio del pueblo, está al servicio de las minorías, al servicio del dinero… Hay que limpiar el Poder Judicial, y si quieren más de lo mismo, que con su pan se lo coman”, reprochó.

Dichas críticas las ha externado el mandatario cada vez que un juez emite fallos que no le agradan, como el congelamiento de las reformas eléctrica, la de hidrocarburos, o el registro de telefonía móvil, así como la liberación de personajes como Héctor Palma, o amparos a criminales.