Nacional

Se les dijo: tras Semana Santa, CDMX tiene alza de 60% en test de COVID

Por semana acudían de 40 a 50 personas a aplicarse la prueba; ahora son más de 100.

Esta semana se incrementó en 60 por ciento el número de personas que acuden a los módulos del Gobierno de la Ciudad de México para aplicarse gratuitamente la prueba para detectar COVID-19.

También incrementó el número de personas que dieron positivo a la enfermedad, dijeron encargados y empleados de estos centros, entrevistados por EL FINANCIERO.

Explicaron que dicho incremento en prueba y positividad se dio esta semana, una vez que concluyó el periodo vacacional de Semana Santa.


“Antes de las vacaciones teníamos de 40 a 50 personas que venían a hacerse la prueba, esta semana llegamos a 100 y, por lo que veo, en los próximos días serán muchas más”, dijo Marco Antonio Pérez, encargado del puesto ubicado en Plaza Las Antenas, alcaldía Iztapalapa.

Explicó que entre miércoles y jueves detectaron, al menos, 20 personas contagiadas a quienes, de acuerdo con su estado de salud, se les canalizó, ya sea al confinamiento en sus casas, con medicamento y cuidados especiales, o bien al hospital, si es que llegan con síntomas marcados o delicados de salud.

“Esta semana una de cada 10 personas que se aplican la prueba sale positiva y, por las entrevistas realizadas, se sabe que, en su mayoría, son personas que sí salieron de vacaciones, principalmente a destinos de playa”, agregó y dijo que son más los hombres que dan positivo que las mujeres.

Fernando Guzmán, quien colabora en el megacentro de pruebas ubicado en Xola y Cuauhtémoc, señaló que, a partir del lunes, el número de personas que acude a hacerse la prueba, además de los casos positivos, aumentó.


Explicó que a partir de esta semana se incrementó la presencia de personas. Detalló que el martes se aplicaron 250 pruebas, el miércoles 300 y ayer 350. Dijo que los casos positivos se incrementaron también en la misma proporción.

Las cifras dadas por el personal que colabora en los quioscos de la salud coinciden con las que dio a conocer este mismo jueves la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

La mandataria local hizo un llamado el miércoles a las personas que salieron de vacaciones durante Semana Santa para practicarse la prueba de COVID-19 y con ello frenar la curva de contagio.

“Hago un llamado a quienes salieron de la ciudad durante Semana Santa a hacerse una prueba COVID-19 en alguno de los 40 macroquioscos, 117 centros de salud, 33 farmacias y 11 plazas comerciales”, dijo en su cuenta de Twitter. Ayer reiteró el llamado.

Sheinbaum aseguró que el número de pruebas practicadas subió de 6 mil, el miércoles, a 10 mil, ayer, es decir, que, según las cifras del gobierno local, el incremento registrado es del 60 por ciento.