Mundo

Isabel II: 70 años. Jubileo de platino

Ningún monarca en la historia de Inglaterra, y después del Reino Unido, ha permanecido 7 décadas como depositario de la corona.

A unos cuantos días de una majestuosa fiesta nacional, el Reino Unido de la Gran Bretaña se prepara para celebrar los 70 años de Isabel II en el trono.

Ningún monarca en la historia de Inglaterra, y después del Reino Unido, ha permanecido 7 décadas como depositario de la corona.

Isabel II ha celebrado jubileos previos durante su reinado, cuando conmemoró los 25 años en el trono (1977) el Jubileo de Plata. En 2002 celebró los 50 años en el trono británico con las festividades enmarcadas en el Jubileo de Oro. En el 2012 tuvo lugar el Jubileo de Diamante en ocasión de los 60 años de su majestad como monarca.

Cada uno de ellos tuvo festividades públicas, desfiles de honor, conciertos masivos, vuelos de la Real Fuerza Aérea, e incluso en el último -Jubileo de Diamante- un enorme y espectacular desfile de embarcaciones en el río Támesis, con la familia real en pleno, a bordo de una barcaza construida y decorada para la ocasión.

Los jubileos han servido como espacios de reencuentro y unidad nacional, como un pequeño respiro, en momentos políticos, sociales o económicos complejos para la Gran Bretaña.

En muy pocos días, se celebrará en todo el Reino Unido este hito histórico de una monarca ejemplar al frente de la nación, como símbolo de servicio, unidad y compromiso frente a su población.

Los festejos programados integrarán conmemoraciones diversas a lo largo de 4 días: del jueves 2 de junio, al domingo 5 de junio.


Las festividades inician con el Desfile del cumpleaños de la Reina en la ceremonia conocida como “Trooping de Color” que integran regimientos de guardias reales, irlandesas, galesas, la Caballería de la Casa Real, bandas militares de música y más de 240 caballos.

Serán alrededor de 1200 oficiales de diferentes regimientos quienes rendirán tributo a su majestad por las avenidas centrales de Londres, junto a los parques y por supuesto, frente al Palacio de Buckingham.

El obligado disparo de salvas con cañones para marcar el aniversario y la participación de la familia real.

Los organizadores han guardado algunas sorpresas, se sabe que al concluir el desfile con el regreso de los regimientos armados de honor al Palacio de Buckingham, la familia en pleno aparecerá en el balcón central para saludar a miles de súbditos ingleses y de muchas otras partes del mundo. Han adelantado que tecnología digital de última generación estará al servicio del desfile y sabemos que la Reina no estará a bordo del carruaje dorado de Estado, pero si participará en el desfile.

Para toda la ciudadanía habrá pantallas gigantes en distintos puntos de Londres, que proyectarán el transcurso del desfile en los parques de San Jaime, los Jardines de Kensington, Holand Park y otros.

Un sobrevuelo de aeronaves de la Real Fuerza Aérea culminará el desfile del jueves 2, ya con la familia real desde el balcón.

El viernes 3 de junio, se encenderán los faros o antorchas a lo largo de toda la Isla. Una enorme serie de piras incendiarias que alguna vez se usaron como cadenas de comunicación para advertir de la llegada de enemigos o invasores, permanece como una añeja tradición de unidad nacional en el Reino Unido.

En 1897 se encendieron para conmemorar el Jubileo de Diamante de la Reina Victoria (tatarabuela de la actual monarca Isabel II) y desde entonces se ha mantenido como una costumbre que vincula a comunidades, barrios, condados y regiones en toda la Gran Bretaña, del resto de las islas y los territorios del Reino.

El Faro principal, conocido ya como el “árbol de árboles” con 21 metros de altura, será instalado y encendido desde el propio Palacio de Buckingham.

Habrá faros comunitarios en múltiples regiones, faros de la Comunidad Británica de Naciones (Commonwealth) y el principal en Londres.

En todas las capitales de las 50 naciones que integran la mancomunidad británica, se encenderán estos faros como tributo a la Reina y como símbolo de unidad.

El viernes 3 de junio se celebrará un Servicio de Acción de Gracias, un servicio religioso en la Catedral de San Pablo, el templo más grande de la Cristiandad en el mundo, inmediatamente después de la Basílica de San Pedro en Roma.

La famosa campana de la catedral, conocida como el Gran Pablo, sonará como parte del servicio en que el Decano de Westminster, el Arzobispo de Canterbury y los principales prelados del Reino, oficien en honor a su Majestad. No han revelado quien será el personaje que ofrezca el mensaje central de la celebración, que puede ser uno de los prelados, o incluso, algún miembro de la familia, como el Príncipe de Gales.

El sábado 4 de junio, tal vez el más alegre festejo para la Reina por su pasión hacia los caballos, será la asistencia el Derby de Epson Downs, al que atenderá acompañada por miembros de la familia real.

El gran almuerzo del jubileo se realizará el domingo 5 de junio. Existe la tradición en el Reino Unido de celebrar estos almuerzos en la calle y en plazas públicas para cientos de personas. El comité organizador ha designado a 60 anfitriones tan sólo en Londres, para convocar y acomodar a muchos asistentes, quienes disfrutarán de platillos típicos nacionales y del gran pastel de jubileo.

Habrá pantallas dispuestas por todas las ciudades, que proyectarán imágenes y mensajes de la Reina a lo largo de 70 años de reinado. Adelantan efectos digitales especiales para evocar los momentos más significativos de estas 7 décadas como monarca.

Durante el fin de semana se realizarán múltiples conciertos de grupos y bandas locales, las grandes figuras inglesas del rock.

Más de 20 mil personas involucradas en la organización, desde voluntarios, lideres locales, miembros de las fuerzas armadas, trabajadores, artistas.

Como parte del jubileo se desplegará una enorme actividad filantrópica en beneficio de la ciudadanía, se realizarán miles de cirugías para combatir cataratas y otros padecimientos, se plantarán un millón de árboles en todo el reino como parte del compromiso ambientalista de la Reina.

Es importante decir que Isabel II goza de una amplia popularidad entre el público, incluso su respaldo individual como figura central de los últimos 70 años, supera la popularidad que el pueblo británico expresa en torno a la monarquía en general.

Se espera una extensa festividad que la ciudadanía y el país entero ofrece a su Reina en señal de reconocimiento por sus 70 años de entrega y servicio al país.

Isabel II ha mantenido de forma estoica la institución monárquica, superando muchos momentos de malestar, de crisis, de desvío y escándalos de diversos integrantes de su familia, nueras, hijos, nietos.

Llega con una fortaleza física disminuida, y con la marcada ausencia de su compañero y principal apoyo a lo largo de 74 años: el Príncipe Felipe quien falleció en el 2021 a los 99 años.

En medio de los escándalos políticos de Boris Johnson y sus fiestas durante la cuarentena; los duros efectos del Brexit en la economía británica y una sociedad decepcionada de sus líderes, el Jubileo de Platino será una oportunidad para reencontrarse como ciudadanos de un mismo país, superar -aunque sea momentáneamente- las diferencias y celebrar a todo lo alto, una era completa en la historia del Reino Unido.