Mundo

Senadores demócratas harán ‘tendedero’ de sus pares republicanos que se oponen al aborto

Se filtró un borrador de la Corte Suprema de EU que anularía una sentencia de hace 50 años que regula la posibilidad de que las mujeres puedan practicarse un aborto legalmente.

El derecho al aborto ha saltado al centro de la campaña para las elecciones legislativas de noviembre en Estados Unidos, con los demócratas haciendo todo lo posible para movilizar a sus votantes y con los republicanos divididos sobre cuál es la mejor estrategia para ganar.

La semana pasada se filtró un borrador de opinión de la Corte Suprema de Estados Unidos que anularía una sentencia de hace 50 años que regula la posibilidad de que las mujeres puedan practicarse un aborto de manera legal.

“Todos los estadounidenses verán la posición de cada senador”, dijo el domingo el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer durante una conferencia de prensa con líderes estatales en Nueva York. Los republicanos “no pueden esquivarlo más”, sentenció.

El líder demócrata espera poner a todos los miembros de su partido, así como a los republicanos, en un registro sobre el derecho al aborto, mientras que ambos partidos lidian con las consecuencias políticas del borrador de opinión filtrado que anularía el fallo de 1973 que legalizó el aborto en todo el país.

Los senadores demócratas advirtieron que pretenden revelar qué senadores republicanos se oponen al aborto antes de las elecciones parciales. La medida establecería una votación plena el miércoles que los demócratas perderían, pero que usarían para ganar votantes para las elecciones intermedias de noviembre.

El Senado de Estados Unidos llevará a cabo una votación este miércoles para codificar el derecho al aborto en la ley federal. La iniciativa enfrenta una fuerte oposición de los republicanos y podría fracasar a pesar de que los demócratas controlan tanto la Cámara de Representantes como el Senado.

Los jueces de la Corte Suprema de EU se enfrentan a un juicio tras la filtración de un primer borrador de opinión que elimina el derecho constitucional al aborto, un episodio que ha profundizado las sospechas de que el principal tribunal, con todo su decoro, está formado por políticos en togas.


Los miembros republicanos del Congreso insinúan un siniestro complot de la izquierda para desviar el resultado de la decisión final. Los liberales afirman maquinaciones de la derecha para encerrar a los jueces en su voto preliminar. Con tanta especulación, ninguna parte sabe quién filtró el anteproyecto a Politico ni por qué.

Lo que está claro es que el asunto ha hecho que estalle la burbuja de deferencia en torno al tribunal.

Con información de AP.