Mundo

Yo no fui: ‘Otoniel’, líder del Clan del Golfo, se declara inocente en Estado Unidos

El narcotraficante es responsable de haber traficado enormes cantidades de cocaína y de haber contratado a sicarios para asesinar, secuestrar y torturar a víctimas.

El jefe del Clan del Golfo, Dairo Antonio Úsuga David, más conocido como “Otoniel” y calificado el jueves por las autoridades estadounidenses como “uno de los capos más peligrosos del mundo”, se declaró inocente de cargos de narcotráfico en Nueva York.

Úsuga David —de 50 años— respondió las preguntas de la jueza Vera Scanlon, quien ordenó que permanezca en prisión debido a su “significativa actividad de narcotráfico”.

“Otoniel”, que fue extraditado el miércoles a Estados Unidos desde Colombia, fue descrito el jueves en rueda de prensa por altos funcionarios del Departamento de Justicia estadounidense como el jefe del grupo paramilitar y de narcotráfico “más poderoso” de Colombia. Breon Peace, fiscal federal para el distrito este de Nueva York, dijo en la conferencia previa a la audiencia judicial que Úsuga David es responsable de haber traficado enormes cantidades de cocaína y de haber contratado a sicarios para asesinar, secuestrar y torturar a víctimas, incluyendo a militares y policías colombianos.

Según Peace, el Clan del Golfo es uno de los mayores distribuidores de cocaína en el mundo y llegó a contar con más de 6 mil miembros.

En una acusación formal, el colombiano enfrentaba tres cargos, pero el jueves durante la audiencia, la jueza Scanlon dijo que éstos pasaban a ser dos: manejar una empresa criminal de forma continua y participar en una asociación delictiva internacional para fabricar y distribuir cocaína. Tan sólo ser declarado culpable del primer cargo ya supondría la cadena perpetua para “Otoniel”.

El abogado del colombiano, Arturo Hernández, dijo durante la audiencia que accedía a no pedir la libertad de su cliente y que esperaba que éste fuera a juicio con jurado. La próxima audiencia se fijó para el 2 de junio.

Según los fiscales estadounidenses, Úsuga David fue líder del Clan del Golfo —también llamado Los Urabeños y Clan Úsuga— entre 2012 y hasta su captura en octubre de 2021. La organización ejerce control sobre cantidades enormes de territorio en la región de Urabá, en Antioquia, Colombia, una de las zonas que genera más ganancias por venta de droga dentro de Colombia dada su proximidad a la frontera entre ese país y Panamá y las costas caribeñas y del Pacífico.

En Nueva York también se encuentra Daniel Rendón-Herrera, quien fue jefe del Clan del Golfo antes que “Otoniel” y se declaró culpable de narcotráfico en noviembre en Brooklyn. Se espera que sea sentenciado en noviembre.

Durante la audiencia, la fiscal Gillian Kassner dijo que David Úsuga trataba a la vida humana como si “fuera desechable”. La sesión fue básicamente protocolaria, con la jueza Scanlon leyéndole a “Otoniel” sus derechos y la ley estadounidense.

Anne Milgram, jefa de la agencia antidrogas estadounidense (DEA), dijo durante la rueda de prensa del jueves que entre 2003 y 2021 el Clan del Golfo intentó importar más de 90 mil kilos de cocaína a Estados Unidos y que su agencia calcula que el valor de esa droga es de más de 2 mil millones de dólares.

En el comunicado que el Departamento de Justicia emitió el jueves, se enumeran ejemplos de la supuesta frialdad, crudeza y poder que ejercía Úsuga David. Por ejemplo, a principios de 2012, después de la muerte de su hermano, Juan de Dios Úsuga David, en una redada de policía, “Otoniel” ordenó que un cierre se impusiera sobre los pueblos y las comunidades dentro del control del Clan del Golfo. Durante ésta miembros del grupo dieron órdenes a los negocios de que se mantuvieran cerrados y que los residentes se quedasen en sus casas. Durante varios días, las calles estuvieron vacías, aseguró el comunicado.

Durante años, “Otoniel” evadió la captura moviéndose a través de una red de casas rurales, evitando el uso del teléfono celular y apoyándose en correos humanos para la comunicación, aseguró el comunicado. Úsuga David fue capturado en zona rural en la provincia de Antioquia.