Mundo

‘No más de un año de vida’ les queda a soldados rusos que ocuparon Chernóbil, dice Ucrania

Cavaron con sus manos el suelo contaminado con radiación, recolectaron arena radiactiva en bolsas para fortificaciones, dijo German Galushchenko, ministro de Energía de Ucrania.

A los soldados rusos que excavaron fortificaciones cerca de la planta nuclear de Chernóbil para defenderse del ejército ucraniano, no les queda “más de un año de vida”, afirmó el ministro de Energía de Ucrania, German Galushchenko, luego de una visita a la Zona de exclusión.

Unos 75 soldados rusos están recibiendo actualmente tratamiento médico en Bielorrusia, después de haber estado expuestos a la radiación durante su control temporal en el lugar del desastre de 1986, señaló el ministro ucraniano en un comunicado.

Cavaron con sus manos el suelo contaminado con radiación, recolectaron arena radiactiva en bolsas para fortificaciones, respiraron en este polvo. Después de un mes de tal exposición, tienen como máximo un año de vida. Más precisamente, no de vida, sino de muerte lenta por enfermedades”, enfatizó el ministro.

Galushchenko señaló que los militares rusos saquearon la estación y los locales administrativos; se llevaron todo, desde utensilios hasta repuestos y electrodomésticos.

No solo se contaminó todo el personal que ocupó el lugar, sino también todo el equipo militar que pasó por Chernóbil, unas 10 mil unidades. “Cada soldado ruso traerá un pedazo de Chernóbil a casa. No importa vivo o muerto”, subrayó German Galushchenko.

También señaló que el metal está bien expuesto a la radiación y la transmite. Esto amenaza con la contaminación radiactiva a cualquier persona que entre en contacto con la propiedad o el equipo de la planta de energía nuclear de Chernóbil.

Los rusos traen la muerte a todos los que están a su alrededor: los ucranianos están siendo asesinados por bombas, mientras que sus allegados sufrirán la radiación de la planta de energía nuclear de Chernóbil”, advirtió el ministro de Energía de Ucrania.