Mundo

Alertan que vacuna J&J estaría ligada a efecto secundario relacionado con síndrome de Guillain-Barré

Los CDC apuntaron que los datos de efectos secundarios indican un ‘pequeño riesgo posible” del síndrome de Guillain-Barré'.

Funcionarios de Salud de Estados Unidos dijeron que están monitoreando los informes de un trastorno inusual del sistema inmunológico en algunas personas que recibieron la vacuna contra el coronavirus de Johnson y Johnson.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) dijeron este lunes en un comunicado que los datos de efectos secundarios indican un “pequeño riesgo posible” del síndrome de Guillain-Barré, una condición poco común en la que el sistema inmunológico ataca los nervios.

De alrededor de 12.8 millones de dosis de la vacuna administradas hubo 100 informes preliminares del síndrome, indicaron los CDC. Los casos se observaron principalmente en hombres mayores de 50 años, aproximadamente dos semanas después de recibir la vacuna de dosis única.


Los CDC señalaron que el tema se discutirá en una próxima reunión del comité asesor de vacunas.

La agencia dijo que el riesgo de eventos adversos graves de las vacunas contra el COVID sigue siendo remoto y que se recomienda que todas las personas mayores de 12 años reciban una vacuna. En muchas áreas los contagios han aumentado nuevamente debido a la propagación de la variante delta.

El síndrome de Guillain-Barré lleva al sistema inmunológico a atacar por error los nervios sanos. Estados Unidos estima que cada año, una de cada 100 mil personas lo experimenta.

Los casos generalmente comienzan a los pocos días o semanas de una infección viral respiratoria o gastrointestinal y pueden resultar en brotes leves de debilidad o formas más graves de parálisis. La mayoría de la gente se recupera.


Nuevo revés

El descubrimiento marca otro posible revés para la vacuna de J&J. Las acciones de J&J caían 0.2 por ciento a 169.44 a las 2:56 p.m., en Nueva York.

En abril, las agencias de salud de Estados Unidos instaron a los proveedores a dejar de administrar la vacuna para evaluar los trombos de sangre raros pero graves que ocurrieron entre algunas personas que la habían recibido.

Tras una revisión de 10 días, los reguladores levantaron la pausa, sugiriendo que la posibilidad de desarrollar el inusual síndrome del coágulo sanguíneo, trombosis con trombocitopenia, era muy baja y que los beneficios de la vacuna superaban los riesgos.

Los reguladores emitieron una hoja informativa revisada para los proveedores de atención médica con información sobre el riesgo, y señalaron que la mayoría de los casos habían ocurrido en mujeres de 18 a 49 años.

The Washington Post informó anteriormente que la Administración de Alimentos y Drogas (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos planea agregar una advertencia sobre Guillain-Barré a la hoja informativa de J&J.

Representantes de J&J y la FDA no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Con la colaboración de Fiona Rutherford*