Mundo

Precios de maíz y lácteos ‘se relajan’ a nivel mundial por primera vez en un año

Sin embargo, productos como el azúcar y la carne aumentaron sus costos, de acuerdo con la FAO.

Tras 12 meses consecutivos de alzas, el índice de precios de los alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) registró su primera disminución en junio, al ubicarse en 124.6 puntos.

Esta cifra fue 2.5 por ciento menor que lo observado en mayo pero todavía es 33.9 por ciento más alta que en junio de 2020.

“La caída de junio reflejó la caída de los precios de los aceites vegetales, los cereales y, aunque de forma más moderada, los productos lácteos, que compensaron con creces las cotizaciones generalmente más elevadas de la carne y el azúcar”, resaltó la FAO en un reporte.


De manera desagregada se pudo observar que el índice de precios del aceite vegetal cayó un 9.8 por ciento en junio, lo que representó su menor nivel en cuatro meses. Esta disminución se explicó por menores cotizaciones en los precios de aceites de palma, soja y girasol.

Respecto a los cereales, el reporte de la FAO señaló que durante junio sus precios fueron 2.6 por ciento menores en comparación de mayo, aunque todavía son 33.8 por ciento más altos que el año pasado.

Al interior de este rubro destacó la caída de 5 por ciento que mostraron los precios internacionales del maíz, impulsados por la caída de los precios en Argentina debido al aumento de los suministros de las cosechas recientes como resultado de rendimientos superiores a los previstos anteriormente.

Los precios internacionales del trigo bajaron ligeramente en un 0.8 por ciento en junio, con unas perspectivas mundiales favorables respaldadas por mejores perspectivas de producción en muchos productores clave que superaron la mayor parte de la presión al alza de las condiciones secas que afectaron a los cultivos en América del Norte.


El reporte mensual de la dependencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) también señaló que los precios de los lácteos se redujeron en uno por ciento, al ubicarse en 119.9 puntos, siendo la mantequilla el producto que reportó la mayor caída.

Sin embargo, también hubo algunos productos que subieron precios, como fue el caso del azúcar, ya que su cotización aumentó 0.9 por ciento.

“La incertidumbre sobre el impacto de las condiciones climáticas desfavorables en los rendimientos de los cultivos en Brasil, el mayor exportador de azúcar del mundo, presionaron al alza los precios”, apuntó la FAO.

En tanto, el índice de precios de la carne se elevó en 2.1 por ciento, por lo que ya acumuló nueve meses consecutivos de alzas.