Mundo

La paciencia se agota en la India: Corte Suprema da un día al Gobierno para solucionar desabasto de oxígeno

El máximo órgano de justicia decidió, por ahora, no sancionar a los funcionarios responsables de este problema. ‘Encarcelarlos no conseguirá oxígeno’, apuntó.

Un importante tribunal indio ordenó este miércoles al Gobierno que presente un plan para cubrir las necesidades de oxígeno en los hospitales de Nueva Delhi en un día.

La Corte Suprema decidió no sancionar de inmediato a funcionarios señalados por no resolver los problemas de suministro de oxígeno que han sufrido los sobrepasados hospitales en las últimas dos semanas.

“En definitiva, encarcelar o procesar a funcionarios por desacato no conseguirá el oxígeno. Por favor, dígannos los pasos para resolver esto”, dijo el juez Chandrachud durante la vista judicial.


La corte mantuvo la citación por desacato emitida al Gobierno por una instancia inferior, el Alto Tribunal de Nueva Delhi, por desafiar su orden de que suministrara una cantidad adecuada de oxígeno a más de 40 hospitales de Nueva Delhi.

Los funcionarios condenados afrontarían multas o penas de seis meses de prisión.

El país confirmó el miércoles 382 mil 315 casos nuevos, lo que elevó el total a más de 20.6 millones desde el inicio de la pandemia. El Ministerio de Salud también reportó el miércoles 3 mil 780 muertes en las 24 horas previas, para un total de 226 mil 188 fallecidos. Los expertos creen que las cifras reales son más altas.

El Alto Tribunal de Nueva Delhi, que había citado a dos funcionarios del Ministerio del Interior a la vista del miércoles, informó el día anterior que la dura realidad es que los hospitales están reduciendo el número de camas y piden a los pacientes que se vayan a otro sitio. La corte respondía a peticiones de varios hospitales y residencias afectados por los problemas de suministro de oxígeno.


Ustedes pueden esconder la cabeza en la arena como un avestruz, nosotros no lo haremos. No vamos a aceptar un ‘no’ por respuesta”, indicaron los jueces Vipin Sanghi y Rekha Palli.

Raghav Chaddha, vocero del Partido Aam Aadmi, que gobierna Nueva Delhi, indicó que los hospitales solo estaban recibiendo 40 por ciento de las 700 toneladas métricas requeridas del Gobierno federal, y que este estaba organizando remesas adicionales para cubrir el déficit y habilitando nuevas plantas de oxígeno.

La ola de contagios que comenzó en abril ha llevado al límite a la sanidad india. La gente suplica en medios sociales y canales de noticias para conseguir botellas de oxígeno y camas de hospital.

En los crematorios se amontonan los cuerpos, y los familiares esperan durante horas en los cementerios para los últimos ritos de las víctimas.

Rahul Gandhi, líder del partido opositor Congreso, aseguró esta semana que “una cuarentena es ya la única opción, debido a la completa falta de estrategia del Gobierno indio”.

La administración del primer ministro, Narendra Modi, es reacio a imponer una cuarentena nacional por temor a las consecuencias económicas. Modi dijo el mes pasado que debería ser el último recurso, aunque casi una docena de estados han impuesto sus propias restricciones.