Monterrey

Finanzas e inversión, prioridades del próximo Gobierno: Turner

El ex secretario de Economía de Nuevo León dijo que es necesaria la creación de un plan financiero sexenal.

Priorizar la inversión, reestructurar el servicio de la deuda, hacer un gobierno más esbelto para reducir los gastos y tener un balance en el gabinete donde participen expertos en sus áreas son los retos que enfrentará el gobierno electo de Samuel García, consideró Fernando Turner Dávila, ex secretario de Economía y Trabajo de Nuevo León (NL).

“No hay que atenerse al gobierno federal, (el próximo gobierno de NL) requiere un plan financiero sexenal, bien fundado y con las acciones que se tengan que tomar, recortar estructuras de gasto completas del gobierno estatal, como lo harán en Monterrey (…) de otra manera se va a seguir con muchas ramas a las cuales no se puede dar alimento, se les quita a las buenas para darle a las malas y no se hace una inversión”.

“Se requieren formas creativas de resolver el tema financiero de los ingresos. NL tuvo en el sexenio un aumento de ingreso bastante substancial, pero, obviamente insuficientes. Sin embargo, dado el pasivo anterior que se tenía, las necesidades de inversión en el estado no fueron satisfechas”.

El también fundador de la Asociación Nacional de Empresarios Independientes (ANEI) señaló que, de entrada, para poder resolver los problemas fundamentales estatales como la seguridad, transporte, salud, infraestructura y medio ambiente es necesaria una estrategia financiera con una visión más ejecutiva que permita tener finanzas sólidas.

Añadió que “el problema de fondo es que no se reestructuró nunca el gasto de fondo, de un presupuesto base cero, sino que se siguió un presupuesto inercial (…) nunca se planteó un programa de inversión como el que necesita Nuevo León”.

Turner Dávila estimó que la inversión en infraestructura en el estado durante el sexenio actual de Jaime Rodríguez Calderón sólo fue el 1 por ciento del presupuesto.

Adelantó que, a pesar de que hubo reestructuras en la deuda ésta no se hizo buscando un aumento en los plazos para bajar el servicio de la deuda, ya que el próximo año va a ser mucho más alto que el último año del sexenio del gobernador Rodrigo Medina.

“Definitivamente será uno de los retos principales del próximo gobierno, se requiere de un cambio de paradigmas, de mucha creatividad y no estar esperanzados al Gobierno Federal porque no nos va a dar nada.

“El Estado no está para seguir posponiendo infraestructura, se ha quedado atrás de otros que nos han ganado la partida, como las entidades del Centro del país que han logrado avances importantes y con ellos se han llevado muchas industrias e inversión”.

Consideró como un error culpar a la pandemia por Covid-19 como el causante de hacer a un lado proyectos de infraestructura, “el impacto de la pandemia no es substancial, esa es una excusa, no se puede esgrimir esa como la razón. No se resolvió de entrada una restructura ambiciosa de la deuda donde se hayan logrado plazos mayores y donde no se podó la estructura estatal de fondo y ahí está el resultado, se aumentaron los gastos corrientes al mismo nivel de los ingresos y, todavía más rápido”.

De acuerdo con el ex funcionario, la atención de la crisis sanitaria ha costado alrededor de cuatro mil millones de pesos, mientras que el presupuesto estatal anual es de unos 110 mil millones de pesos, para un total sexenal aproximado de 600 mil millones de pesos.

En cuanto al trato que el próximo gobernador, Samuel García debe tener con la Federación, señaló que, hasta el momento, el manejo que ha tenido “ha sido muy bueno” porque el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, le ha respondido con promesas y falta hacerlas realidad.

Sin embargo, dijo, que “si el Gobierno reacciona positivamente para el Estado, con un estilo de ser solícito y amable, adelante, si no hay que cambiar de táctica y tirar unos cuantos madrazos y buscarle de una manera y de otra hasta que se consiga lo que NL necesita”.

Al ser cuestionado sobre el perfil idóneo del próximo secretario de Economía de Nuevo León, consideró que este debe de ser un empresario “de trinchera” que conozca la problemática y entienda las dificultades de trabajar sin el apoyo del gobierno federal.

Éste debe enfocar su atención principalmente en las pequeñas y medianas empresas, después en las compañías mexicanas, seguido de las extranjeras.

“El próximo secretario necesita para atraer inversión nacional y extranjera, infraestructura, no hay cómo llegar a las zonas industriales de Pesquería, Salinas Victoria, Doctor González”, ésta junto con el transporte”, son los elementos necesarios para que esta ciudad siga creciendo y si no, mucha de la inversión que podemos captar, se va a ir a ciudades medianas como Aguascalientes o San Luis Potosí porque ahí tienen acceso fácil a las zonas industriales”.

“Yo ya puse mi granito de arena y, estoy satisfecho con lo que se pudo hacer, también estoy insatisfecho por lo que debimos haber hecho y no hicimos, pero, estoy muy consciente que el Gobierno es un animal extremadamente difícil de mover”, puntualizó el ex secretario de Economía de NL.