Monterrey

Aplauden Ley que fomenta participación de la sociedad

El Consejo Cívico, junto con 117 agrupaciones ciudadanas, aplaudió la aprobación de la Ley de Fomento de la Sociedad Civil Organizada de Nuevo León en el Congreso del Estado, ya que reconoce y legitima el trabajo del sector.

El Consejo Cívico, junto con 117 agrupaciones ciudadanas, aplaudió la aprobación de la Ley de Fomento de la Sociedad Civil Organizada de Nuevo León en el Congreso del Estado, ya que reconoce y legitima el trabajo del sector.

Señaló que esta ley es un avance en la construcción de espacios cívicos donde la ciudadanía se involucre y asuma los retos de la comunidad.

La iniciativa, que fue avalada con 38 votos a favor por el Pleno del Congreso local este miércoles, es un proyecto que tuvo el respaldo de 117 agrupaciones ciudadanas y que se fraguó desde hace dos años, a fin de proteger, incentivar y defender los intereses de la sociedad civil organizada en Nuevo León.

La nueva Ley beneficia también a todos los actores del sector social que no son reconocidos en la actualidad, de tal forma que se cuenten con obligaciones claras, espacios dignos, competitivos y profesionales, para el desarrollo de iniciativas y líderes sociales.

Entre los principales logros que destacó el Consejo de esta nueva ley se encuentra que reconoce ampliamente a los actores del sector y su trabajo, tales como las organizaciones de la sociedad civil, las redes, colectivos y agrupaciones con derechos diferenciados.

Además, crea el Consejo Ciudadano de Fomento que tendría como objetivo esencial llevar la voz de las organizaciones de la sociedad civil a la agenda pública.

Asimismo, establece la creación del Comité de Vinculación de las organizaciones de la sociedad civil y el Comité Técnico de Fomento con presidencia y mayoría ciudadana.

También, se establece el derecho para que los actores de la sociedad civil organizada en el Estado puedan acceder no solo recursos económicos, sino también a apoyos, asesoría, capacitación, facilitación de servicios y otras formas de apoyo no financiero para mejorar su funcionamiento y capacidades.

Se establece un marco normativo estatal para las organizaciones de la sociedad civil, como sucede en la legislación federal pero con mayores ventajas, para las distintas formas de organización social.

Se crea el Registro Único Estatal de las organizaciones de la sociedad civil que promueve la creación y mantenimiento de un sistema integral de datos para el sector social de Nuevo León.

“Quienes participamos en la transformación social de Nuevo León consideramos que la Ley de Fomento de la Sociedad Civil Organizada de Nuevo León establece grandes oportunidades de vinculación y colaboración que impactará de forma positiva en el bienestar integral de los habitantes del estado”, concluyó el Consejo Cívico.