Monterrey

Prevé Banorte alza en utilidad a doble digito

Ante la llegada de la vacuna anti Covid-19 y la reapertura de la actividad económica internacional, se espera un desempeño positivo de la economía que apoyará las operaciones de la institución financiera.

Como consecuencia de la llegada de la vacuna anti Covid-19 en todo el mundo, así como la reapertura de la actividad económica internacional y los incentivos que aprobó el gobierno de Estados Unidos, se espera un desempeño positivo de la economía, lo que apoyará las operaciones de Grupo Financiero Banorte, que prevé registrar un alza de dos dígitos en su utilidad neta.

“Tengo confianza de que, con la llegada de las vacunas al mundo, la reapertura de actividades y las nuevas medidas de impulso a la economía en Estados Unidos, hacia el segundo semestre de 2021 tendremos una realidad económica más prometedora”, señaló Carlos Hank González, Presidente del Consejo de Administración del Grupo Financiero, en su Informe Anual del 2020.

“Para el 2021 veo un Banorte con buenos resultados para nuestros accionistas, con una clara mejoría en la rentabilidad y crecimiento en la utilidad de doble dígito”, destacó el directivo.

Hank González agregó que será una época de reactivación en el consumo, nuevos negocios, clientes, y mayores oportunidades por las que todos van a competir y sólo quien esté preparado podrá ganarlas.

“El mercado sin duda será complejo, lo sabemos, pero es un terreno que conocemos bien, porque entendemos mejor que nadie a las familias y empresas de cada región del país”, añadió.

Dijo que Banorte es un banco con mayor cartera de crédito porque confía en los mexicanos y aprovecha la transformación digital para poner al cliente como el centro de su atención.

“Vemos un Banorte que cree en México y un México que sigue fuerte”, comentó.

Marco Ramírez Miguel, Director General del Grupo, dijo que “en Grupo Financiero Banorte sabemos que una de nuestras fortalezas competitivas es el amplio conocimiento que tenemos de las necesidades de nuestros clientes. Fue por eso que en marzo fuimos el primer banco en México en poner en marcha un programa de apoyo dirigido a clientes de consumo y Pymes”.

Detalló que debido al Covid-19 los programas de apoyo brindaron originalmente periodos de gracia de cuatro meses, en promedio, y posteriormente extensiones de uno o dos meses a casos particulares.

“Aproximadamente 630 mil clientes se afiliaron a estos programas, los cuales tuvieron como objetivo primordial mantenernos siempre de la mano de nuestros clientes y apoyarlos durante la contingencia”, indicó.