Mercados

Peso tiene ‘buen paso’ en operaciones electrónicas ante caída del dólar

La moneda se aprecia mientras inversionistas aún reflejan los efectos de los anuncios de la Fed y digieren datos de inflación en México.

El peso mantuvo el paso frente a la divisa norteamericana cuando inversionistas aún reflejan los efectos de la decisión de política monetaria de la Reserva Federal (Fed), y digieren los datos de la inflación en el territorio nacional que podrían presionar a movimientos por parte de Banco de México (Banxico).

En operaciones electrónicas, la moneda nacional mostró una apreciación de 0.27 por ciento o 6 centavos, que ilustran lo acontecido en la operación, luego de iniciar operaciones en 20.0876.

Sin embargo, la moneda azteca retrocedió 0.23 por ciento y cotizó en 20.03 unidades por dólar en el ámbito interbancario, de acuerdo con datos de Banxico.


El tipo de cambio tocó un mínimo de 19.99 unidades y un máximo de 20.12 pesos por dólar.

En ventanilla bancaria de Citibanamex, el dólar cotiza en 20.53 pesos.

El índice Bloomberg, que mide la fortaleza del billete verde frente a una canasta de 10 divisas, cae 0.43 por ciento a mil 150 puntos.

La apreciación del peso se debe a un fortalecimiento de la mayoría de las divisas frente al dólar, al relajarse la especulación sobre el futuro de la política monetaria de Estados Unidos.

El miércoles, la Fed ajustó al alza sus expectativas de inflación, pero revisó a la baja sus previsiones de crecimiento de la economía de EU, indicando que muy probablemente anunciará un primer recorte al programa de compra de bonos el 3 de noviembre o el 15 de diciembre, algo que era ampliamente esperado por el mercado, señaló Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero de Banco Base.

De acuerdo con la especialista, un factor que contribuye con la apreciación del peso, es la expectativa de incrementos adicionales de la tasa de interés, luego de que la inflación de la primera quincena de septiembre superó las expectativas del mercado.

La inflación general en la primera quincena de septiembre se ubicó en 0.42 por ciento respecto a la quincena previa, el mayor avance para una quincena igual desde 2016, mientras que a tasa anual se ubicó en 5.87 por ciento, su mayor nivel desde la primera quincena de junio.

Al interior, nuevamente se observaron presiones inflacionarias, esta vez distribuidas en los componentes subyacente y no subyacente.

Otra divisa que gana terreno por sus expectativas de política monetaria es la libra esterlina, que se aprecia 0.67 por ciento y cotiza en 1.37 dólares por libra, luego de que el Banco de Inglaterra mantuvo su política monetaria sin cambios, pero dos de nueve miembros de la junta votaron por recortar el programa de compra de bonos.

En contraste, la lira turca muestra una depreciación de 0.90 por ciento cotizando en 8.73 liras por dólar, siendo la divisa más depreciada en la canasta amplia de principales cruces y tocando brevemente un nuevo máximo histórico del tipo de cambio de 8.80 liras por dólar.

Lo anterior ocurrió luego de que el Banco Central de Turquía recortó su tasa de interés de forma sorpresiva, de 19 a 18 por ciento, a pesar de que existen presiones inflacionarias.

El actual gobernador del Banco Central modificó el enfoque de la inflación general a la inflación subyacente, la cual ha ido a la baja y ha sido interpretado como un intento de alinear los objetivos de política monetaria con las ideas del presidente turco Erdogan. Cabe recordar que Turquía no tiene política monetaria autónoma.

En cuanto a indicadores económicos, en la Eurozona se publicaron los índices PMI adelantados del mes de septiembre. El PMI compuesto se ubicó en 56.1 puntos, disminuyendo desde la lectura anterior de 59 unidades y marcando un mínimo no visto en cinco meses.

Por su parte, el PMI de servicios se ubicó en 56.2 puntos, retrocediendo 2.7 unidades, mientras que el de manufactura se contrajo en tres puntos a 58.7 unidades.

En septiembre la actividad empresarial en la comunidad del euro se vio afectada por los cuellos de botella causados por la variante Delta, lo que llevó a los precios de los insumos en conjunto, a alcanzar un máximo no visto en 21 años.

Respecto a Evergrande, la situación con la empresa china no se ha solucionado. De acuerdo con personas con conocimiento sobre el tema, la compañía no ha pagado los intereses del vencimiento en dólares que está programado para hoy jueves, aunque la empresa tiene un periodo de gracia de 30 días para hacer el pago. Por su parte, hay una unidad de Evergrande que hace autos eléctricos que al parecer ha dejado de pagar salarios y a proveedores.