Mercados

Cetes se mantienen a la baja por menores presiones sobre el peso y en la inflación

Por el contrario, los rendimientos de los Bonos M y Udibonos registraron alzas.

Las tasas de interés mostraron menores presiones por parte de los inversionistas, luego de que se redujeron las presiones sobre el peso y el mercado comenzara a descontar un menor ritmo de alzas para la política monetaria del Banco de México (Banxico) en lo que resta del año, lo que mantuvo la tendencia de baja en el rendimiento de los Certificados de la Tesorería (Cetes) por segunda semana consecutiva.

De acuerdo con los resultados publicados por el banco central, el rendimiento de los Cetes a 28 días registró una disminución de 10 puntos base en comparación con su nivel previo, para quedar en 4.39 por ciento anual y se coloca en su menor nivel de las últimas cuatro semanas.

Por su parte, los Cetes de 91 días reportaron una baja semanal de 6 puntos base para quedar esta semana en 4.76 por ciento anual.

En lo que respecta a los Cetes de mediano y largo plazo, sus rendimientos registraron una reducción de 5 puntos base frente a sus niveles previos, para quedar con tasas de 5.05 por ciento en el plazo de 175 días y de 5.35 por ciento para los instrumentos documentados a 357 días.

Las tasas de interés han registrado menores presiones luego de la decisión de Banxico de aumentar su tasa de interés a niveles de 4.50 por ciento anual dos semanas antes, lo cual fue atribuido a la moderada reducción observada por la inflación y a las menores presiones sobre el peso que se registraron hacia finales de la semana anterior.

De hecho, en un análisis semanal Citibanamex destacó que en las últimas dos semanas la tasa de 28 días de los Cetes muestra una reducción de 12 puntos base en las operaciones del mercado secundario de dinero, en tanto que el rendimiento de 2 años fue menor en 9 puntos base y para la referencial de 10 años bajó 3 puntos base frente a sus niveles previos.

Para Casa de Bolsa Banorte, las bajas observadas en las tasas de interés son reflejo del “descuento implícito en la parte corta de la curva respecto a los siguientes movimientos de Banxico, anticipando actualmente únicamente dos incrementos de 25pb (puntos base) para fin de año”.

Sin embargo, lo que está restando presiones a las tasas de los Cetes no se está trasladando a las emisiones de largo plazo, que en la subasta de esta semana registraron aumentos frente a sus niveles previos.

De hecho este martes el mayor aumento se reportó en los Bonos denominados en Unidades de Inversión (Udibonos) de 10 años, que en esta ocasión registró un aumento de 8 puntos base para quedar con una tasa real de 2.80 por ciento anual.

Por su parte, el rendimiento de los Bonos de Desarrollo a tasa fija (Bonos M) de 5 años subió a 6.50 por ciento, tras un aumento de 4 puntos base en comparación con su nivel registrado cuatro semanas antes.

Para los Bonos de Desarrollo a tasa variable (Bondes D) con vigencia de mil 799 días, su sobretasa se mantuvo sin cambios en 21 puntos base por arriba del rendimiento de la tasa de los Cetes a 28 días.

SE REDUCE LA DEMANDA DE VALORES SUBASTADOS

Las posturas para la compra de los diferentes valores gubernamentales alcanzó los 157 mil 572 millones de pesos, monto que permitió cubrir en casi 3.0 veces lo ofertado por la autoridad este martes.

Sin embargo, por instrumento se vio un menor interés de los compradores por las emisiones de Cetes, Bonos M y Udibonos, rompiendo la recuperación que se venía observado, principalmente para la compra de instrumentos de largo plazo.

En los Cetes se presentaron posturas de compra por 125 mil 924 millones de pesos, monto que registró una reducción de 1.4 por ciento en comparación con lo registrado la semana anterior, afectado una menor demanda en las emisiones de 1 y 12 meses.

Para la emisión a 28 días se registró una caída semanal de 17.7 por ciento, alcanzando los 15 mil 453 millones de pesos, en tanto que para los Certificados de 357 días la reducción fue de 5.3 por ciento y registrar requisitos de compra por 27 mil 544 millones de pesos.

En las emisiones de 91 y 175 días se reportó una demanda de 41 mil 933 millones y 40 mil 993 millones de pesos, respectivamente, superando en 3.7 y 3.9 por ciento, en el mismo orden, lo registrado siete días antes, aunque fue insuficiente para contrarrestar las bajas observadas en los Cetes de corto y largo plazo.

En las emisiones de largo plazo, la mayor reducción se observó en la demanda registrada para la compra de Bonos M de 5 años, que en esta ocasión alcanzó los 17 mil 295 millones de pesos, cifra 22.4 por ciento por debajo de lo registrado cuatro semanas antes.

Por su parte, en los Udibonos de 10 años se registró una demanda de mil 149 millones de Udis (equivalente a 7 mil 932 millones de pesos), monto inferior en 3.8 por ciento en comparación con lo registrado en la subasta del pasado 3 de agosto.

El único aumento se registró en los Bondes D de 5 años, que esta semana subieron las posturas de compra a 6 mil 421 millones de pesos, esto es, sólo 0.3 por ciento superior a lo que se registró dos semanas previas.