Food and Drink

¡No, los nachos no son ‘gringos’! Son mexicanos y nacieron en Coahuila

Antes de viajar por el mundo y aterrizar hasta en los tazones del Super Bowl, los nachos nacieron por casualidad en un restaurante fronterizo

Como todas las historias sobre el origen de un platillo, la de los nachos está cubierta por una espesa capa de versiones tan variadas como sus ingredientes, en lo que todas coinciden, hasta el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, es en que llevan totopos y en que su creador fue el cocinero mexicano Ignacio Ayala García, conocido como “Nacho”.

Antes de llegar al menú del Super Bowl, cines, conciertos y todo tipo de estadios, la tradición popular cuenta que todo comenzó en 1943 en la ciudad fronteriza de Piedras Negras, Coahuila, cerca de Texas, Estados Unidos, cuando un grupo de mujeres, esposas de militares, entraron a un restaurante y pidieron una botana.

En ese momento contaban con pocos ingredientes en la cocina, así que a Nacho se le ocurrió preparar algo nuevo: doró en aceite algunas tortillas con forma de triángulo, les puso queso, chiles jalapeños, llevó todo a hornear y el resultado fascinó a las comensales.

No está claro a quién se le ocurrió el nombre, si a las señoras o a Ignacio, pero a este platillo, primo lejano de los chilaquiles, se le llamó “Nacho’s Special”.

Aquellos totopos con queso cruzaron la frontera de México con Estados Unidos y conquistaron silenciosamente los paladares gringos, incluso el chef neoyorquino Anthony Bourdain escribió:

“Los estadounidenses aman la comida mexicana. Comemos nachos, tacos, burritos, tortas, enchiladas, tamales y cualquier cosa que se parezca a lo mexicano en enormes cantidades […] A pesar de nuestras actitudes ridículamente hipócritas hacia la inmigración, solicitamos que mexicanos cocinen un gran porcentaje de la comida que comemos, cultiven los ingredientes que necesitamos para cocinar, limpien nuestras casas, corten nuestro pasto, laven nuestros platos, cuiden a nuestros hijos”.

Hoy tienen su versión Tex-Mex y la popularidad de esta botana varía en los diversos estados mexicanos, algunos extranjeros se sorprenden al saber que no es de consumo diario en todo el país, como los tacos. Además, tiene su propia festividad, el Día Internacional del Nacho, y Piedras Negras se considera “cuna de nachos”.