Estilo

De MJ Rodriguez a Elliot Page: la representación trans en la Met Gala

Nikkie de Jager, Hunter Schafer, Indya Moore y Kim Petras también desfilaron en la alfombra de este evento de lujo.

La Met Gala volvió este año luego de ser cancelada en 2020 por la pandemia de COVID-19. Para la edición 2021 se llevó a cabo un evento un poco más “pequeño” de lo usual, con la participación de artistas y estrellas de distintos ámbitos.

En esta ocasión, diversos íconos de la comunidad trans estuvieron presentes.

MJ Rodriguez

La actriz y cantante estadounidense, quien es conocida por su papel como ‘Blanca Evangelista’ en la serie Pose, llegó a la alfombra roja del Met el lunes.


Portaba un vestido blanco y negro de mangas globo del diseñador Thom Browne. La falda era drapeada y tenía un corset negro.

Rodríguez asistió a la gala con un propósito: “No muchas mujeres trans como yo tenemos esta oportunidad”, dijo la actriz. “La condición humana es para lo que vine”.

MJ Rodriguez fue la primera actriz trans en obtener una nominación en la categoría de Actuación de los premios Emmy en julio de este año.

Elliot Page

El actor canadiense acudió al evento también, en un traje negro oversize con una flor verde en la solapa. Su outfir fue diseñado por la casa de lujo Balenciaga.


Page anunció en diciembre de 2020 que es una persona trans, por lo que cambió sus pronombres a he/they (él/elle).

Durante la transmisión de la Met Gala, fue notorio como Page sonreía cuando camarógrafos le llamaban por su nombre elegido.

Desde el anuncio de su transición, Elliot Page ha aparecido poco de manera pública, primero en la portada de la revista Time y después en una entrevista con la presentadora Oprah.

El actor ha expresado su preocupación por la juventud trans y ha hecho llamados para proteger a los y las menores de legislaciones transodiantes y discriminatorias.

Hunter Schafer

La actriz, modelo y activista estadounidense es conocida por su papel como ‘Jules’ en la serie Euphoria de HBO.

En esta ocasión, asistió a la Met Gala con un atuendo de Prada: un bustier de cuero plateado y una falda larga de lápiz a juego con la pieza superior, ambas bordadas con espejos geométricos de cristal. Lo compañó con stilettos en color negro.

También llevaba en el rostro una pieza de joyería tipo antifaz en forma de araña.

Schafer ha sido protagonista de campañas de marcas de lujo como Prada y Mugler.

Kim Petras

La cantante alemana portó un vestido de la marca Collina Strada; era una prenda con una cabeza de caballo en 3D, la cual formó parte de la colección Sistine Tomato.

Petras es compositora del álbum Clarity (2019).

Ella ha declarado anteriormente para medios de comunicación que quiere ser conocida por su música y no busca usar su identidad como herramienta.


Valentina Sampaio

(Tercera fotografía)

La modelo y actriz brasileña llevó un vestido de la diseñadora holandesa Iris van Herpen.

En 2019, se convirtió en la primera mujer trans en ser modelo de Victoria’s Secret.

Cada paso en su carrera representa su avance como profesional pero también es para toda la comunidad trans, dijo a Vogue en 2020.

Nikkie de Jager

La videoblogger de belleza y maquilladora holandesa también acudió a la alfombra roja.

Nikkie llevó un vestido de Edwin Oudshoorn; la prenda es azul claro con flores de seda bordadas, que forma parte de la colección que el diseñador lanzará más tarde este mes.

“Se nos ocurrió la idea de crear un tributo a la legendaria Marsha P. Johnson, todo comenzó con la característica corona de flores hecha a medida” para Nikkie, contó el diseñador en su cuenta de Instagram.

La vlogger tiene su propia marca de maquillaje: Nimya.

Indya Moore

La actriz y activista estadounidense es conocida por su papel como ‘Angel’ en la serie Pose.

La modelo usó un mono blanco con una capa negra de la casa de moda Yves Saint Laurent el este evento de gala.

Tras el evento, Indya agradeció a YSL, al director creativo Anthony Vaccarello y a Anna Wintour por invitarla al evento. Sin embargo, anunció que esta sería la última gala del Met a la que asistiría.

Contó que no es feliz con su experiencia detrás de las cámaras. “Estar en el Met este año fue una disonancia cognitiva. Entré y salí sintiéndome confundida”, explicó.

Señaló que en este evento se juntan millones de dólares para un museo que está en tierras robadas que han hecho hecho sufrir a las personas negras y morenas a manos de la supremacía blanca.