Estilo

¡No tires tus tenis! En este taller en CDMX hacen limpieza y restauración de sneakers

Si quieres darle una nueva oportunidad a tus tenis, en GHE Taller podrían ayudarte. Te contamos.

Si eres coleccionista y amante de los tenis, o simplemente tienes un par al que quieres darle una nueva oportunidad, esto te interesa.

Los tenis son la prenda que más utilizamos en el día a día y la que más recibe desgaste, comenta Héctor Vázquez en entrevista para El Financiero. Si bien están hechos para resistir, hay personas que no saben cómo darle un mantenimiento y limpieza debida a sus sneakers, continuó. Es así como nació GHE Taller.



Esta tienda de Héctor, que es fotógrafo y estudiante, ofrece su servicio de limpieza y restauración de sneakers en la Ciudad de México.

Este tipo de servicio ya existe en otros lugares, indicó Héctor. No obstante, consideró que algunos de estos sitios cobran tarifas altas debido a que existe un “no sé si llamarlo monopolio o saturación de mercado (...), cualquiera puede tener un buen par de tenis y disfrutar de ellos”.

“Esa era mi primera inquietud, dije, no voy a pagar tanto por algo que yo sé hacer, pero descubrí que había muchas cosas como tratamiento de gamuza, restauración de forma, limpieza de suela, blanqueamiento de partes, cosas que un ciudadano común realmente (no sabe)”, comentó.

Hace seis meses, después de tener problemas con su equipo fotográfico con el cual trabaja, y con el apoyo de sus amigos, Héctor decidió dar el paso y crear este pequeño taller desde el cual hace lo que le gusta: restaurar sneakers.


¿Y cómo lo hace?

El servicio de GHE Taller funciona del siguiente modo:

Yo recojo los pares a domicilio y los restauro en mi casa. Y los regreso después. Mi periodo de entrega es de una semana, y depende el tamaño de los pares, me han llegado clientes con 10, ocho pares, y es más difícil porque quizá ese día me lleguen ocho o 10, pero al día siguiente me llegan tres, entonces los tiempos se extienden (...) De una u otra forma, es algo que me gusta, que lo hago por mera pasión, no sé si llamarlo vocación, porque no es una vocación en sí, pero sí es una pasión, es un gusto, y pese a todo se sigue haciendo y se sigue levantando (el taller), porque es algo que a la gente le gusta”, explicó.

Aunque Héctor es quien se encarga de realizar todo el servicio, hay una persona más, quien actualmente es su novia, que le ayuda a manejar las redes sociales de la tienda y le acompaña a recoger pares o a hacer entregas, destacó.

El fotógrafo consideró que el charol es uno de los materiales más complicados de restaurar debido a que se necesita barnizar el material dañado, pero apuntó que todos los materiales pueden tener una segunda oportunidad.

Todos los materiales, si se les da un debido cuidado, tienen muy muy fácil restauración, y aún si están muy descuidados se restauran de una manera eficaz porque afortunadamente los tenis están hechos para pisarse y para desgastarse. Son materiales, sea de la marca que sea, resistentes”, añadió.

“Me han pedido que cambie suelas, pero hay materiales que no puedo cambiar. De un tenis Air Max, por ejemplo, no cuento con esa facilidad, no tengo una suela de Air Max a mi disposición, pero puedo pegar y restaurar ciertas partes. Normalmente, mi mayor especialidad es repintar las partes que se quedan sin pintura”, dijo.

Si estás buscando a donde llevar tus tenis o una cotización para darles otro chance, puedes encontrar a GHE Taller en Facebook, Instagram y Twitter, en las mismas redes sociales, también aparece el contacto directo de Héctor.