Estados

Hombres armados con machetes asaltan la bodega de vinos Casa Madero, en Coahuila, por escasez de agua

Los atacantes tomaron las instalaciones de Casa Madero, la bodega vinícola más antigua de México, durante 24 horas y amenazaron con regresar, dijo Brandon Milmo, gerente de la empresa.

Hombres armados con machetes y molestos por la escasez de agua tomaron por asalto Casa Madero, la bodega vinícola más antigua de México, en el estado de Coahuila el miércoles por la noche.

Los hombres amenazaron con matar a los miembros del equipo de seguridad de Casa Madero y se fueron 24 horas después, cuando escucharon que la policía estatal iba en camino al lugar, pero amenazaron con volver al día siguiente, señaló Brando Milmo, gerente de la empresa.

Hasta este viernes 27 de mayo no está claro quiénes fueron los atacantes. Casa Madero no respondió a una solicitud de comentarios enviada por correo electrónico.

“Le dijimos a nuestro personal de seguridad que no queríamos que sucediera una tragedia, entonces entraron a machetazos, rompieron cercos y se apoderaron de nuestra red de distribución de agua”, explicó Milmo a Imagen Radio.

Las tensiones han subido en la región durante una década antes de desbordarse esta semana, dijo Milmo.

En 2019, miles de personas salieron a las calles del cercano pueblo de Parras de la Fuente para protestar por la posible venta de más de 40 millones de metros cúbicos de agua a una empresa llamada Aguas de Saltillo. El Valle de Parras alberga varios viñedos y es una de las regiones vitivinícolas más famosas de México.

Un miembro del Comité por la Defensa del Agua dijo en febrero que algunos canales de riego habían caído a 35 o 40 por ciento de su capacidad. Los habitantes de la zona argumentan que tienen el derecho al agua gracias a un decreto presidencial de la década de 1930.

Milmo dijo que la empresa, que extrae el agua de Parras, tiene todos los permisos correctos y ha reducido su consumo de mil litros por segundo a alrededor de 400 litros por segundo, para cumplir con un reglamento.

Agregó que, Casa Madero ha propuesto medidas como la reforestación y la modernización de las redes de distribución durante conversaciones con autoridades, grupos de la sociedad civil y otras empresas que tienen un uso intensivo de agua.

“Estas aguas han irrigado nuestras vides durante siglos y si nos quitan el líquido por completo, perderemos la cosecha este año y morirá toda la viña”, señaló el gerente de Casa Madero.

Al 15 de mayo, 57 por ciento del país experimenta condiciones de sequía y se prevé que el cambio climático exacerbe el problema.

Las previsiones del gobierno mexicano establecen que las lluvias podrían reducirse entre 10 y 20 por ciento entre 2015 y 2039.

Actualmente, zonas de México se encuentran en un estado regular de crisis por el acceso al agua. Partes de la Ciudad de México no tienen agua corriente regular, mientras que el presidente Andrés Manuel López Obrador canceló una planta de Constellation Brands de mil millones de dólares en la ciudad fronteriza de Mexicali, Baja California, en 2020 después de que los lugareños dijeron que pondría en peligro el suministro de agua.

También lee: