Estados

Universidades de Yucatán denuncian red de contenido sexual entre estudiantes; fiscalía abre investigación

Las universidades Marista, Anáhuac Mayab y Autónoma de Yucatán rechazaron este tipo de conducta y se comprometieron a cooperar con las investigaciones.

Estudiantes de las universidades Marista, Anáhuac Mayab y Autónoma de Yucatán, que integraban una presunta red de más de mil 200 usuarios en Telegram, para compartir contenidos de carácter sexual de compañeras de estudios, serán denunciados penalmente por sus mismas instituciones y expulsados de las escuelas.

Ante esta situación, catalogada de violencia contra la mujer, las instituciones educativas con alumnos involucrados rechazaron este tipo de conducta y condenaron este tipo de acción, al mismo tiempo que se sumaron a las investigaciones para identificar a los responsables y proceder penalmente contra ellos.

La Universidad Marista de Mérida se comprometió con sus alumnas, víctimas de delitos sexuales por internet, a dar seguimiento, apoyar y acompañar en la realización de las denuncias con las instancias e instituciones correspondientes y aplicar el reglamento para quienes resulten responsables

Además, las universidades pidieron a alumnas proceder en caso de ser víctimas de actos de violencia digital o de cualquier tipo.

Reiteró su respeto a los derechos humanos y la equidad de género, ya que la universidad trabaja en la construcción de mecanismos institucionales para garantizar a las mujeres de la comunidad educativa un espacio seguro en el que puedan ejercer su derecho a la educación libre de violencia.

Por su parte, la Anáhuac Mayab manifestó su enérgico rechazo a ese tipo de acciones y cualquiera otra que vulnere los derechos humanos y la dignidad de las personas.

Informó que ya están investigando el hecho para lograr la identificación de los responsables y, en caso de ser alumnos de esa institución, aplicar las sanciones correspondientes, incluida la expulsión definitiva.

La institución detalló que colabora con las autoridades estatales para proceder legalmente, pues la Fiscalía General del Estado ya abrió una investigación y a través de la Policía Cibernética se realizan las averiguaciones.

Puso a disposición de la comunidad universitaria el Departamento de Consejería orientado a brindar acompañamiento y apoyo psicológico, así como la Defensoría de Derechos Universitarios, que es el organismo responsable de dar asesoría y seguimiento a cualquier queja o denuncia.

La Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) reiteró su rechazo categórico a toda manifestación de violencia contra las mujeres y se pronunció para que se esclarezcan los posibles hechos delictivos que habrían atentado contra la intimidad de jóvenes universitarias y, llegado el momento, que se aplique todo el peso de la ley a quienes resulten responsables.

Con el procedimiento a seguir, la UADY refrendó su política de cero tolerancias a ese tipo de conductas, como lo establece en su “Protocolo para la prevención, atención y sanción de la violencia de género, discriminación, hostigamiento, acoso y abuso sexuales”.

La universidad expresó su total solidaridad con las personas afectadas por estos sucesos.

También lee: