Estados

La ‘guerra del agua’ termina en Chihuahua: Entregarán presa La Boquilla

El acuerdo con el que se da fin al conflicto fue firmado por la gobernadora Maru Campos y el secretario de Gobernación, Adán Augusto López.

Los gobiernos federal y de Chihuahua acordaron este viernes con agricultores que integran el movimiento de defensa del agua la conclusión de la denominada “guerra del agua”, conflicto iniciado en febrero del año pasado que dejó una mujer fallecida y la detención de 4 personas.

Durante el encuentro entre la gobernadora Maru Campos, con el secretario de Gobernación Adán Augusto López, firmaron un convenio en el que se establece la preliberación de los manifestantes aprehendidos durante la movilización.

Estos a su vez, se comprometen a levantar el plantón que mantienen en la presa La Boquilla, que fue motivo del conflicto.

La “guerra del agua” inició en 2020, cuando el Gobierno, por medio de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), anunció el desfogue de la presa La Boquilla para llevar agua a Estados Unidos por el río Bravo, para cumplir con la cuota pendiente de pagar como parte de un convenio que data de 1944.

A raíz de este anuncio, agricultores de la región iniciaron una serie de movilizaciones que incluyó el cierre de las vías del ferrocarril; la destrucción de bienes propiedad de la Federación, y la toma de la presa La Boquilla, a la que accedieron tras enfrentar a elementos de la Guardia Nacional que la resguadaban.

De acuerdo con la gobernadora Maru Campos, con el convenio firmado se consolida la paz y se restablecen los canales de comunicación y diálogo con la autoridad federal.

Enfatizó que este acuerdo da un nuevo empuje a los productores de la región centro-sur de Chihuahua, para preservar el valor de sus trabajos y se abre la puerta a la conciliación.

El compromiso incluye la disposición de recursos económicos para la implementación de programas de tecnificación de riego y la coordinación entre ambos entes gubernamentales en el manejo del agua de las presa de la entidad.

“La política se trata de unir por encima de las diferencias y construir acuerdos. Estamos aquí para darle vuelta a un instante complejo en la historia de Chihuahua y poner en el centro lo que más importa, que son los ciudadanos”, precisó la gobernadora.

Adán Augusto López, titular de la Segob, señaló que tanto la gobernadora como los productores de Chihuahua son los defensores de este acuerdo y reconoció que el movimiento emprendido por los agricultores se hizo en defensa de su modo vida, por lo que validó su autenticidad.

“Felicito la actitud de la gobernadora, su convicción. Si no hubiese la convicción de ella con esa altura de miras, con visión social, pues esto no hubiera sido posible”, subrayó.