Estados

Las otras víctimas del feminicidio en Edomex: 395 niños y niñas quedaron huérfanos

El estudio de violencia feminicida en México realizado por ONU Mujeres, revela que se tienen registro de 52 mil feminicidios de 1985 a 2016.

Toluca, EDOMEX. La diputada Karina Labastida Sotelo afirmó que sólo durante el periodo que va del 2018 al 2020, al menos 395 niños y niñas mexiquenses quedaron huérfanos debido a que sus familiares fueron víctimas de feminicidios.

La presidenta de la Comisión para las declaratorias de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres por Feminicidio y Desaparición del Congreso mexiquense, señaló que en todo el país se contabilizan en el mismo periodo 5 mil huérfanos por la misma causa.

“Sólo para recordar un dato estadístico, el estudio de violencia feminicida en México realizado por ONU Mujeres, revela que se tienen registro de 52 mil feminicidios de 1985 a 2016.


“Los menores de edad por orfandad que ha dejado los feminicidios es un tema relevante en nuestra sociedad, ya que implica una afectación emocional y un riesgo potencial de reproducir actitudes violentas en la vida adulta de las niñas y niños.

Por ello, los ‘huérfanos’ del feminicidio y sus familiares en el Estado de México no deben enfrentar solos el detrimento de quedarse sin padres, deben tener un acompañamiento psicológico y económico”.

En este sentido, la diputada de Morena recordó que en la pasada legislatura estatal se avanzó con la aprobación de programas como “Canasta Alimentaria para Víctimas del Delito de Feminicidio y Desaparición”, que contaba con un presupuesto de 15 millones de pesos, con un apoyo de mil quinientos pesos en una y hasta 12 ocasiones; el programa “Valentina”, con un presupuesto de 30 millones de pesos, con un apoyo de dos mil pesos una o dos ocasiones, y el programa de “Reparación de Daño”, con un presupuesto de 47 millones de pesos, con un apoyo de cinco mil UMAS.

“Sin embargo estoy consciente que todos estos programas son perfectibles y podemos abonar ideas para que no siga existiendo menores invisibles ante el Estado, ya que las víctimas de feminicidio son el daño colateral que nadie quiere voltear a ver”, concluyó.