Estados

‘De qué me sirve la vida’ provoca lágrimas a internas del penal de Atlacholoaya durante festejo del Día de las Madres

La asociación civil Sinergia Cultural organizó un eventro en el Cereso femenil en Xochitepec, Morelos, amenizado por el cantante de Camila.

La asociación civil Sinergia Cultural festejó a las mamás del Centro de Reinserción Social (Cereso) femenil del poblado de Atlacholoaya, en Xochitepec, Morelos, en donde el artista Samo, quien hasta hace unos años formaba parte del grupo de música pop ‘Camila’ y quien logró arrancar lágrimas en algunas internas al interpretar el sencillo ‘De qué me sirve la vida’.

Gaia Tonella, vocera de esta organización, narró en exclusiva para El Financiero que cada año buscan llevar este tipo de eventos y actividades, a fin de que las internas tengan un momento para olvidarse del estrés que ocasiona el encierro y el sentimiento de abandono que muchas de ellas sufren, cuando su familia o pareja las dejan olvidadas.

“A muchas de ellas, sus familias las abandonan; cuando un hijo hombre comete un delito, lo perdonan, pero cuando una mujer comete un error, es una perdida, es una mujer que no tuvo escrúpulos, que no tuvo dignidad, que no tuvo nada, entonces la mujer es abandonada, no tiene visita, es abandonada por el esposo, los hijos, la familia, lo que buscamos es que se sientan queridas”, expresó Gallia Tonella.

Por ello, en una actitud de empatía, Sinergia Cultural acompaña a las mujeres reclusas con eventos, en el que presentan a un artista, ellas mismas realizan coreografías con música moderna o de banda; imitan a otros cantantes y disfrutan de canapés, ricas ensaladas de atún, café y jugo.

A su vez, Samo, quien en otras ocasiones ha visitado y ha cantado en este penal, les llevó un mensaje para sonreír ante la adversidad tras un año difícil y en el que muchos han perdido la vida; “hay personas que afuera, se sienten en una prisión y hoy, aquí, se respira libertad”.

El artista y sus músicos causaron furor entre las internas al momento de que cantó ‘Bésame’, ‘Todo cambió’ y ‘Abrázame’, pero cuando el intérprete entonó “De qué me sirve la vida”, algunas que apenas comienzan su proceso judicial, ya que se pueden distinguir por su ropa color beige, se abrazaban entre ellas, para consolarse y acompañarse en lo que a veces consideran una falta de libertad física.

Otras más con el uniforme amarillo, en un ánimo de resignación, pues ese color es para las que ya fueron sentenciadas, disfrutaron el concierto y corearon las canciones del baladista, que en todo momento buscó levantar su ánimo con palabras y mensajes positivos.

Samo les prometió volver con su banda, para seguir apapachando a cada una de ellas con sus letras y prometió que en la siguiente visita, entonará la canción que se adaptará próximamente a una novela de televisión.

“Se siente ansiedad, tristeza, porque no hay nada más terrible que sentirse abandonada, pero por eso estamos aquí para acompañarlas y que no se sientan solas”, agregó la activista quien además las internas la quieren como una madre.

A través de Sinergia Cultural, en donde también colabora el extitular de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en Morelos, Jorge Arturo Olivares Brito, las internas toman talleres de escritura creativa, de repostería, forman grupos musicales, confeccionan ropa e incluso toman clases de actuación, ello como parte de las terapias de reinserción y para que en un futuro, toda vez que concluyan su condena, puedan contar con un oficio que les ayude a salir adelante.