Espectáculos

‘Gracias por todo’: Así despidieron a Fernando del Solar en La Academia

El programa reconoció la gran trayectoria del presentador argentino y le dedicó un minuto de aplausos tras su deceso.

El fallecimiento de Fernando del Solar aún genera reacciones entre amigos y colegas y es que el conductor argentino se ganó el cariño de mucha gente.

Del Solar perdió la vida el jueves 30 de junio después de varios años de batallar con un cáncer que le fue diagnosticado justo el día que asumió el reto de conducir La Academia.

Le diagnosticaron cáncer cuando tomó a La Academia

El presentador argentino estuvo presente en la televisión mexicana desde principios del 2000, pero fue hasta 2012 que recibió la oportunidad de conducir el popular concurso de canto.

“A mí me costó 10 años estar aquí [en La Academia]. Veía a todos los talentos que había. Yo dije: ‘Algún día quiero estar aquí”, contó en una entrevista para el 20º aniversario del programa.

La buena noticia le llegó a Del Solar junto con una muy mala. “En el mejor momento de mi vida, lo que siempre había deseado [conducir el concurso] Y en la noche, a las 12 de la noche me iba a recibir el oncólogo para confirmar si tenía cáncer o no”.

‘La Academia’ se despidió de Fer del Solar

Por la gran dedicación que puso Fernando del Solar en La Academia, el programa, conducido ahora por Yahir, le dedicó un gran homenaje este sábado en el foro donde se transmite.

“Este concierto se lo dedicamos a un gran ser humano, es muy importante para la familia de La Academia, mi queridísimo Fernando del Solar. Fer, gracias por tener la mejor actitud, gracias por tu compañerismo y por todo lo que nos diste”, expresó el cantante y conductor.

Posteriormente se proyectó un video con algunos momentos de Fernando de Solar en la televisión mexicana y se le dedicó un minuto de aplausos.

El programa le ayudó a llevar su enfermedad

Fernando del Solar confesó que a partir de que le diagnosticaron el cáncer, “cambió mi vida para siempre”, pero La Academia se convirtió en un escape para no pensar solo en su padecimiento.

“Me aferrará a La Academia con uñas y dientes porque para mi fue una manera de escaparme, escaparme de estar encerrado en casa. Y hacer La Academia me obligaba a levantarme de la cama, a rasurarme y verme bien, a tener algo en qué pensar en vez de torturarme durante todo el día dentro de las cuatro paredes de mi casa”, contó en la misma entrevista.


También lee: