Entretenimiento

Netflix enfrentará demanda por difamar a ajedrecista en ‘Gambito de Dama’

En septiembre de 2021, Nona Gaprindashvili demandó a Netflix por difamación y sexismo tras un diálogo en ‘Gambito de dama’.

El caso de Nona Gaprindashvili, ajedrecista originaria de Georgia que demandó a Netflix en septiembre pasado por cinco millones de dólares, parece estar fallando a favor de ella, ya que una jueza dictaminó recientemente que el caso daba a lugar.

Lo anterior debido a que la georgiana acusó a la plataforma de streaming por difamación y sexismo tras un diálogo que aparece en la serie original de Netflix, Gambito de dama, estrenada en 2020.

¿Qué es lo que dice la demanda de Nona Gaprindashvili contra Netflix?

En el documento inicial de 25 páginas se leyó que “Netflix mintió descarada y deliberadamente sobre los logros de Gaprindashvili con el propósito barato y cínico de ‘realzar el drama’ al hacer parecer que su heroína de ficción había logrado hacer lo que ninguna otra mujer había hecho”.

La producción, protagonizada por Anya Taylor-Joy, en su capítulo final llamado End Game, hace mención de la ajedrecista; sin embargo, la originaria de Georgia considera que se demeritan sus logros en el deporte al mencionar que ‘nunca ha jugado con hombres’, lo cual calificó de sexista.

En la serie, se menciona lo siguiente: “Lo único inusual en ella, en realidad, es su sexo, e incluso eso no es único en Rusia”. “Está Nona Gaprindashvili, pero es la campeona mundial femenina y nunca se ha enfrentado a hombres”. Al respecto, Gaprindashvili afirma que lo dicho en estas líneas “es manifiestamente falso, además de ser tremendamente sexista y menospreciador”, haciendo referencia a su carrera.

La demanda fue presentada hace cuatro meses, y en ella la ajedrecista menciona que “Para 1968, año en el que se desarrolla este episodio, había competido contra al menos 59 ajedrecistas masculinos”, según información de Deadline.

¿Qué dijo Netflix al respecto?

Tras estas acusaciones, la plataforma calificó la demanda de Gaprindashvili como ‘sin fundamento’, argumentando que la producción estaba respaldada por la Primera Enmienda de Estados Unidos, que otorga y garantiza la libertad de creación.


Netflix argumentó que había confiado en dos expertos en ajedrez para que realizaran labor de investigación y, de esta forma, tener la información correcta, pues los creadores del programa no tenían la intención de ofender a Gaprindashvili.

“La referencia de la serie a la Demandante tenía la intención de reconocerla, no de menospreciarla”, argumentaron los abogados de la plataforma de transmisión.

¿Cuál fue la respuesta de la jueza del caso?

La jueza federal de distrito, Virginia A. Phillips, determinó que Gaprindashvili tenía un argumento válido por el cual sentirse difamada y, de esta forma, seguir con la demanda. ¿El motivo? Si se toma en cuenta el argumento de Netflix, la libertad creativa no exhime a la obra cuando se menosprecia a personas reales.

Según información de American Post, la jueza mencionó que “Netflix no cita, y el Tribunal no tiene conocimiento de ningún caso que excluya las demandas por difamación por representar personas reales en obras de ficción”, escribió Phillips. “El hecho de que la serie sea ficción no aísla a Netflix de la responsabilidad por difamación si todos los elementos están presentes”.

En su fallo, Phillips señaló que la intención de la serie, que aparentemente sería la de romper las barreras de género, se podría ‘deformar’ al considerar que el programa engrandece el logro ficticio de Harmon, pero menosprecia los de Gaprindashvili.

“Un espectador promedio podría interpretar fácilmente la línea, como sostiene la Demandante, como ‘despreciar los logros de la Demandante’ y ‘llevar el estigma de que las mujeres llevan una insignia de inferioridad’ que la mujer estadounidense ficticia Harmon, pero no la Demandante, podría superar”, escribió la jueza.

“Como mínimo, la línea desdeña los logros críticos para la reputación del demandante”, aseguró Phillips.