Empresas

Venta de autos en México acelera por ‘ola’ de autos chinos

En el primer trimestre, la colocación de unidades subió 24 por cierto, por la entrada de firmas como Chirey, BYD, Changan, entre otras.

La ola de marcas chinas que llegaron a México como Chirey, BYD, Changan, JAC y BAIC impulsaron 24 por ciento las ventas de vehículos en el primer trimestre del 2023 y se anticipa que lo que resta del año arribarán al país, al menos una decena de nuevas marcas, provenientes en su mayoría del gigante asiático.

En el primer trimestre del año en el país las ventas de vehículos ligeros alcanzaron un volumen de 315 mil 126 autos, que significaron un alza de 24.4 por ciento anual, segmento en el que destacó el crecimiento de Chirey y MG Motor, marcas chinas que entraron al país en la pandemia.

“Estamos aumentando en este mes dos nuevos integrantes, precisamente porque las demás empresas han estado de acuerdo en aceptarlos dentro de la asociación. La que ya está es Chirey y tenemos otro ahí en puerta, china también. Creemos que esa es una muestra clara de la apertura que tiene el sector automotriz hacia la libre competencia”, dijo José Zozaya, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Chirey, por ejemplo, es una marca de autos chinos que llegó a mediados del 2022 a México con la promesa de instalar una planta en el país y establecer un puente comercial con los Estados Unidos. La armadora vendió en este primer trimestre 9 mil 379 vehículos ligeros.

La marca británica MG Motor, que aterrizó en México en el 2020, con el respaldo de la china SAIC, de enero a marzo de este año vendió 13 mil 63 unidades, un incremento del 47.1 por ciento anual. Esta marca además ya representa el 4.1 por ciento del mercado mexicano.

“Estamos abiertos a todas las empresas armadoras de vehículos ligeros nuevos que se instalen en el país, mientras que tengan legal estancia y permanencia (...) La economía mexicana da para un mercado mayor, yo quisiera ver que se vaya a expandir el mercado”, agregó Zozaya.


Adicionalmente, durante marzo arribaron al país más marcas de autos ligeros de combustión interna y con una oferta de vehículos eléctricos, como es el caso de la armadora estadounidense Arra, con su planta de producción en China, quien competirá en el mercado mexicano contra Tesla y otras armadoras al introducir hasta 2 mil unidades para comercializar este año.

BYD, otro competidor chino, también anunció recién su nueva oferta de sedán y SUV’s eléctricos para el país, con la ambición de vender hasta 5 mil unidades este año y al mismo tiempo que el fabricante de autos chino Jetour anunció que invertirá 3 mil millones de dólares para producir autos eléctricos en México a finales del 2024.

“Esto corresponde también al momento que la industria automotriz está viviendo en China, una evolución de la producción enfocada mayoritariamente a satisfacer la demanda doméstica y que en los últimos años da un paso a la internacionalización”, agregó Guillermo Rosales, presidente de la AMDA.

Se sumarán 10 nuevas marcas al mercado mexicano

De acuerdo con estimaciones de la industria automotriz, al país podrían llegar este año hasta diez marcas de autos chinos.

Gerardo San Román, head of Latam de la consultora Jato Dynamics, destacó que China tiene una fortaleza en la industria automotriz, por una mayor disponibilidad de componentes para fabricar autos como el acero y semiconductores.

“Las marcas chinas están aprovechando una inercia interesante, primero que tienen un menor impacto en el tema de los semiconductores y que han desarrollado durante las últimas dos décadas, y una importante transferencia de tecnología”, dijo.

Las cadenas globales de suministro tienen menos presiones logísticas y de proveeduría, lo que ha permitido a muchas marcas tener mayor disponibilidad de autos.

En ese sentido, las marcas asiáticas afectadas por esta situación mejoraron sus resultados en este primer trimestre.

Tal es el caso de Nissan, que en el primer trimestre del año vendió 59 mil 187 autos, 28.7 por ciento más que el año pasado; mientras que la coreana Mazda aumentó sus ventas en 69.6 por ciento a 19 mil 264 autos.

Omar Martínez, miembro de la Industria Nacional de Autopartes (INA) refirió que las marcas con presencia en México tienen mejores tiempos de entrega, por lo que este año habrá menos afectación.

“Para Norteamérica, el número de vehículos afectados es de 85 mil 274 unidades, una recuperación de 68 por ciento respecto a 2022 (para este año)”, concluyó.

También lee: