Empresas

Cautela por ómicron: Trabajo desde casa en 7 de cada 10 empresas

Las compañías decidieron reducir su espacio físico hasta la mitad y permitir esquemas de trabajo remoto a los empleados, ya sea de forma híbrida o totalmente home office.

El regreso a oficinas con niveles previos a la pandemia, donde las ocupaciones de edificios alcanzaban niveles superiores al 80 por ciento, aún queda lejos, lo que ha ocasionado que 7 de cada 10 empresas en el mundo permitan a sus empleados trabajar desde cualquier lugar sin poner un pie en un corporativo.

Ante el incremento de contagios por la variante ómicron del coronavirus, varias empresas nacionales y extranjeras decidieron reducir su espacio físico de oficinas hasta la mitad en algunos casos y permitir esquemas de trabajo remoto ya sea de forma híbrida, al combinar días en casa y otros en los edificios, o totalmente bajo home office.

CBRE, una empresa de consultoría, realizó una encuesta a más de 42 clientes que administran cerca de 32.5 millones de metros cuadrados a nivel global y 12 mil edificios, reveló que el 80 por ciento de los ocupantes está rediseñando sus espacios para los nuevos modelos de trabajo para el regreso a oficinas.


“El trabajo híbrido es la nueva norma: 71 por ciento tiene programas de movilidad que permiten a los empleados trabajar desde cualquier lugar y el 80 por ciento se está movilizando activamente o considerando aumenta el porcentaje de empleados en asientos basados en actividades”, destacó la firma en su reporte Global Occupancy Insights 2021.

Escala, una firma de gerencia de proyectos con una plantilla de más de 95 empleados en Monterrey, Tijuana y Ciudad de México, dijo que después de la pandemia donde tuvieron que cerrar sus oficinas por completo, hoy buscan optimizar sus espacios, como reducir a la mitad de oficinas con la desarrolladora U-Calli.

“Hablamos con nuestro rentero y llegamos a un acuerdo para rentarle únicamente la mitad de nuestro espacio”, dijo a El Financiero Pedro Valdés, CEO de Escala.


Agregó que actualmente la firma se encuentra rediseñando espacios dentro de la organización para optimizar su uso entre su personal.

En contraste, empresas como Fibra Uno (Funo). el mayor propietario de inmuebles corporativos, industriales y comerciales, señaló que tras la pandemia, aumentó su espacio físico en el corporativo de Samara, en Santa Fe, para asegurar el regreso de todo el personal a oficinas.

“Desde abril del año pasado estamos básicamente el 100 por ciento del personal en el corporativo, lo que hicimos fue crecer el metraje que teníamos aquí en Samara, crecimos aproximadamente entre un 35 y 40 por ciento el área que ocupamos, para ocupar a la misma gente. Funo no despidió a una sola persona desde que surgió el Covid y no recortó ningún salario”, dijo en entrevista Gonzalo Robina, director general adjunto de Funo.

Comentó que inquilinos como Deloitte en Torre Mayor y Torre Diana implementaron estrategias similares para regresar a todos sus trabajadores a la oficina. Mitikah, la torre de oficinas arrendada a farmacéuticas y una parte a WeWork, señaló que los inquilinos han solicitado más espacio para arrendar en los últimos meses.

“Suena irónico, tenemos más demanda que metros cuadrados ahí; uno de los hoy ocupantes necesita más metros en el mismo edificio y ya no tenemos forma de dárselos, cuando por otro lado tenemos 200 mil metros vacíos en otras ubicaciones”, comentó.

Ganan los espacios flexibles

A diferencia de las oficinas tradicionales, los espacios flexibles de oficinas de marcas como WeWork, IOS Offices, Around e IWG que opera a Regus y Spaces, han incrementado sus operaciones debido a la mudanza de empresas a sus edificios o coworkings, en busca de contratos flexibles, sedes descentralizadas y más cercanas a sus empleados y otros beneficios.

“Seguimos recibiendo a empresas de giros esenciales y a quienes poco a poco iban regresando. Sin embargo, si observamos un tremendo repunte de empresas con base tecnológica que optaron por un modelo flexible con nosotros; las fintech, empresas de delivery, edtechs y proptechs fueron las más comunes, alrededor de 370 empresas de este giro se unieron a WeWork durante la pandemia”, dijo Álvaro Villar, General Manager de WeWork.

WeWork ha alojado a grandes inquilinos durante la pandemia como a la empresa de logística Cargamos para la renta de hubs de oficinas, así como a la aerolínea Viva Aerobús y la plataforma inmobiliaria Mudafy, con quienes han crecido su huella corporativa en los últimos meses.

“Un gran ejemplo es la proptech Mudafy, empresa que abrió operaciones en México con un escritorio en uno de nuestros edificios y durante la pandemia llegó a ocupar un espacio con capacidad para 150 personas”, agregó.

IOS Offices, la marca de espacios flexibles que renta a más de 20 mil socios, recibió a varios inquilinos de laboratorios, hospitales, proveedores de servicios y farmacéuticas a raíz de la emergencia, incrementando mayor ocupación de la compañía.

“Las empresas se dieron cuenta que no necesitan tanto espacio, no necesariamente en estos últimos dos años, muchas empresas desde antes sabían que sus lugares para trabajar no se estaban ocupando”, concluyó Javier García Iza, CEO de IOS Offices.


También lee: