Empresas

Pemex coloca mil mdd en el mercado internacional para reducir riesgos por pago de deuda

La empresa dirigida por Octavio Romero Oropeza y la Secretaría de Hacienda detallaron que estos recursos se destinarán a la operación de manejo de pasivos.

Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció este martes que colocó mil millones de dólares en el mercado internacional y que este movimiento forma parte de las operaciones de recompra y manejo de pasivos que comenzó a realizar la empresa productiva del Estado el pasado lunes.

Esto significa que esta operación complementará la inyección financiera que realizará el Gobierno de México a Pemex por 3 mil 500 millones de dólares.

La empresa dirigida por Octavio Romero Oropeza y la Secretaría de Hacienda detallaron que estos recursos se destinarán a la operación de manejo de pasivos dirigida principalmente a las partes corta y media del perfil de vencimientos de la compañía, con el objetivo de reducir el riesgo de refinanciamiento y la deuda total.



“Los resultados de la recompra y del intercambio de bonos que forman parte de la operación se darán a conocer posteriormente, una vez que se definan las condiciones finales de dichas ofertas y conforme a los requisitos legales correspondientes”, señalaron Pemex y Hacienda.

Respecto a la colocación internacional, detallaron que gracias a la alta demanda por parte de los inversionistas, se logró disminuir el costo de financiamiento anunciado inicialmente.

“La demanda total del libro fue de 5 mil millones de dólares, lo cual representó una sobresuscripción de 5 veces el monto total emitido. El bono se colocó a 10 años con un rendimiento de 6.70 por ciento y los agentes colocadores fueron BofA, Citi, Goldman Sachs y HSBC”, subrayaron.


Respecto a estos movimientos financieros, Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero de Banco BASE, señaló en entrevista que ve a Pemex como un barril sin fondo para las finanzas públicas y para la economía mexicana.

“El hecho de que necesite apoyo financiero es porque no es rentable, si fuera una empresa privada, Pemex tendría que haber vendido parte de sus activos, probablemente la refinación, que es lo menos rentable, para poder pagar parte de su deuda y disminuir su costo operativo”, dijo.

Resaltó que destinar estos recursos a Pemex representa un costo de oportunidad importante, porque se podrían haber utilizado para comprar medicamentos o inclusive, para acelerar la creación de empleos en México.

“El Gobierno va a seguir ayudándolo, ya que Pemex no puede salir a los mercados financieros globales porque perdió el grado de inversión”.

Incluso, detalló que es probable que en el siguiente informe trimestral Pemex aparezca con un menor nivel de endeudamiento, pero va a ser una visión artificial, ya que Pemex no lo logró solo, sino con la ayuda económica del Gobierno Federal.

“Pemex va a seguir siendo un riesgo para la economía mexicana y para la calificación crediticia de la deuda soberana, sobre todo si se sigue apostando por la refinación”.