El Preguntario

¿Es cierto que el estilo de vida de los ricos afecta el cambio climático?

Las personas con altos ingresos consumen más energía y, en consecuencia, son responsables de más emisiones de gases de efecto invernadero que las personas con menos ingresos.

Los más ricos de los ricos están contaminando el mundo y provocando el cambio climático, mientras que los más pobres de los pobres sufren las mayores consecuencias. Las personas con altos ingresos consumen más energía y, en consecuencia, son responsables de más emisiones de gases de efecto invernadero que las personas con menos ingresos.

Y a medida que la desigualdad de ingresos y riqueza ha aumentado en todo el mundo durante los últimos 40 años, los ricos han consumido cada vez más en relación con su número. La desigualdad energética ha aumentado junto con la desigualdad de ingresos.

En 2018, Stefan Gössling y su equipo pasaron meses rastreando los perfiles de las redes sociales de algunas de las celebridades más ricas, desde Paris Hilton hasta Oprah Winfrey. El profesor de turismo de la Universidad de Linnaeus, en Suecia, estaba buscando pruebas de cuánto volaban, según documenta el portasl de BBC.

Pero la naturaleza precisa de la relación entre la desigualdad de ingresos y energía ha permanecido algo confusa, con muchos estudios que se están realizando dentro de los países o entre países, pero pocos estudios que se basan en un conjunto de datos global integral. Sin esa amplia perspectiva internacional, ha sido difícil obtener una imagen clara de la desigualdad energética.

Según la BBC, Bill Gates, uno de los defensores del medio ambiente más destacados del mundo, realizó 59 vuelos en 2017, según los cálculos de Gössling, cubriendo una distancia de alrededor de 343 mil 500 kilómetros, Gates viajó más de ocho veces por todo el mundo, generando más de mil 600 toneladas de gases de efecto invernadero (lo cual es equivalente a las emisiones anuales promedio de 105 estadounidenses).

Las estadísticas son alarmantes. El 10% más rico del mundo fue responsable de alrededor de la mitad de las emisiones globales en 2015, según un informe de 2020 de Oxfam y el Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo. El 1 por ciento más rico fue responsable del 15 por ciento de las emisiones, casi el doble que el 50 por ciento más pobre del mundo, que fue responsable de solo el 7 por ciento y sentirá la peor parte de los impactos climáticos a pesar de tener la menor responsabilidad por causarlos.

Dario Kenner, autor de ‘Carbon Inequality: The Role of the Richest in Climate Change’, acuñó el término ‘élite contaminante’ para describir a los más ricos de la sociedad que invierten mucho en combustibles fósiles, además de tener un fuerte impacto climático por su estilo de vida. Tal como están las cosas, la mayoría de las personas en los países ricos consumen