Economía

Empleo formal se debilita; liga dos meses con retrocesos

Se perdieron 29 mil 555 puestos de trabajo en el país durante junio, la mayor cifra negativa para un mismo mes desde el 2020.

La debilidad del empleo formal en el país se acentuó en junio, con la pérdida de 29 mil 555 puestos de trabajo, su mayor caída para un mismo mes desde 2020, y además fue su segundo tropiezo mensual consecutivo, algo que tampoco sucedía desde ese año.

La creación de empleos en el primer semestre sumó 295 mil 58 plazas, un 42.6 por ciento menos que en el mismo periodo del 2023.

De acuerdo con los registros del IMSS, el número de trabajadores afiliados al instituto sumó 22 millones 319 mil 444 a junio, que implicó un crecimiento anual de 2.0 por ciento, el más bajo en poco más de tres años, desde abril de 2021.

Carlos Ramírez, socio consultor de Integralia, destacó que con el resultado del empleo de junio resulta que se han creado en lo que va del presente sexenio un millón 861 mil 518 fuentes laborales, la mitad de las generadas en el sexenio de Peña Nieto, con 3 millones 599 mil 639 plazas. “Una realidad es que el empleo formal en este sexenio ha crecido la mitad de lo que lo hizo en el sexenio pasado”, recalcó.

“Es un año bastante malo para la creación de empleo formal; los datos del IMSS están retratando debilidad del mercado laboral”, enfatizó el economista.

Héctor Márquez, presidente de la Comisión Nacional de Capital Humano de Coparmex, estimó que en el país se necesita generar un millón 400 mil empleos por año, para absorber a la población que cada año se incorpora a la PEA.


“Sin embargo, ante el reducido número de creación de empleos formales, las personas que no encuentran un trabajo en la formalidad, se contratan en un empleo informal, debido a que tienen que comer y no pueden esperar”, enfatizó.

Limitantes

Ramírez explicó que en el resultado de junio incide mucho el cambio de gobierno, ya que es una transición sexenal, las empresas son más cautas en las contrataciones, y además hay ruido político por cambios constitucionales que se avecinan, que pudieran estar generando cierta preocupación en las empresas.

Márquez asintió que la disminución de 29 mil 555 empleos en junio pudo deberse a la incertidumbre electoral y al aumento de costos de generar nuevas plazas, derivado de las reformas laborales que se han implementado.

Expuso que la caída en los empleos pudo haberse concentrado en empleos eventuales del campo, eventuales en general y en escuelas.

Ramírez refirió que la baja en el empleo también podría deberse a un ciclo económico, el año pasado el PIB creció 3.2 por ciento y hay cierta desaceleración, ya que este año crecerá un 2 por ciento.

“Agregaría otro factor: este gobierno ha presumido mucho su política laboral, el aumento de salario, la regulación del outsourcing, pero siempre advertí que las políticas que estaba siguiendo el gobierno eventualmente provocarían mayor rigidez en el mercado laboral, esto significa que cuesta más contratar a un trabajador formal”, subrayó.

“Esto último es una hipótesis. Habría que hacer un análisis mucho más profundo para probarlo”, aclaró y dijo que probablemente hay un tema estacional, porque es muy inusual ver dos meses consecutivos de caída en el empleo.

Márquez estimó que en este año no se generarán más de 500 mil empleos formales, menos que los 651 mil del 2023.

Salario se desacelera

Al cierre de junio, el salario base de cotización promedio de los trabajadores afiliados al IMSS alcanzó 584.9 pesos, que implicó un ligero retroceso de 0.1 por ciento, con respecto al mes previo, y un aumento de 9.5 por ciento a tasa anual.

“Sin embargo, la tasa mensual es poco informativa por los mismos factores de estacionalidad. Para eso es más importante analizar la tasa de crecimiento anual, que en junio del 2024 se situó en 9.53 por ciento, ligeramente mayor a la de 9.47 por ciento observada en mayo del 2024″, indicó Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero de Banco Base.

Agregó que, no obstante, tomando en cuenta una tasa de inflación anual de 4.78 por ciento de la primera quincena de junio, el aumento anual real del salario base de cotización promedio fue de solamente 4.53 por ciento, la menor tasa desde mayo del 2023.

El IMSS destacó que desde enero de 2019 el salario reporta alzas anuales nominales iguales o mayores al 6.0 por ciento.

También lee: