Economía

¿La Fed puede seguir con aumentos a la tasa por ‘culpa’ del reporte de empleo en EU?

Jerome Powell, presidente de la Fed, subrayó que el dato de empleo era uno de los factores importantes a tomar en cuenta al momento de decidir si se sube la tasa o no.

Los repuntes inesperados en la contratación y los salarios de Estados Unidos durante abril elevan las posibilidades de que la Reserva Federal mantenga altas las tasas de interés durante más tiempo y la deja potencialmente abierta a un undécimo incremento en junio.

Las nóminas no agrícolas aumentaron en 253 mil el mes pasado, según un informe publicado este viernes por la Oficina de Estadísticas Laborales. Los economistas esperaban un incremento de solo 185 mil. La tasa de desempleo volvió a caer a un mínimo de varias décadas, a 3.4 por ciento.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo el miércoles pasado en una conferencia de prensa posterior al término de la reunión de política monetaria que el mercado laboral sigue siendo “extremadamente” ajustado y que es uno de los datos que él y sus colegas evaluarán cuidadosamente para determinar si se necesitan más aumentos a la tasa para enfriar la economía.

“La economía sigue creando puestos de trabajo a un ritmo acelerado”, comentó Rubeela Farooqi, economista jefe para EU de High Frequency Economics. “Existe el riesgo de que la Fed aumente aún más las tasas en función de estos datos y las lecturas de inflación persistentes”.

La ‘pregunta del millón’: ¿La Fed recortará su tasa este año?

La Fed ha subido fuertemente los costos de endeudamiento durante los últimos 14 meses, elevando su tasa a un rango de 5-5.25 por ciento, pero ha indicado que podría hacer una pausa y mantenerla ahí a partir de ahora.

Powell admitió que el alivio de la inflación y las condiciones crediticias más restrictivas luego de una serie de quiebres bancarios pueden dar margen a la Fed para evaluar el impacto de su política en la economía.


Farooqi dijo que el alza de la Fed de este mes probablemente sea la última por un tiempo, dada la cantidad de aumentos de tasas que ya se han implementado y el desfase con el que actúa la política monetaria.

Si bien el informe de este viernes refuerza la noción de que una parte clave de la economía sigue siendo resiliente y puede resistir un mayor endurecimiento monetario, los banqueros centrales analizarán otra lectura del mercado laboral y varios informes de inflación antes de su reunión del 13 y 14 de junio.

Las estimaciones del mercado financiero, que prevén un recorte de tasas a partir de septiembre, siguen estando fuera de línea con las previsiones de la Fed, donde ninguno de los 18 miembros del comité de política monetaria prevé una reducción este año.

¿EU (ahora sí) se encamina hacia una recesión?

La preocupación de los inversionistas de que la economía se encamine hacia una recesión en la segunda mitad del año ha reforzado las apuestas por un recorte de las tasas de interés pronto. Pero la mayoría de los banqueros centrales siguen enfocados en reducir la inflación, que según algunas métricas clave se ha estancado en niveles muy por encima de la meta de 2 por ciento de la Fed.

El informe de empleos de este viernes mostró que el ingreso promedio por hora aumentó 0.5 por ciento en abril, la mayor cantidad en aproximadamente un año sobre una base no redondeada, mientras que en términos interanuales, subió 4.4 por ciento.

Eso refleja un aumento observado en un indicador clave de salarios y beneficios publicado la semana pasada que muestra que los costos laborales aumentanon en el primer trimestre por primera vez en un año.

Las revisiones al aumento de las nóminas de febrero y marzo, que redujeron las estimaciones anteriores en 149 mil empleos en conjunto, se sumaron a las señales de que partes de la fuerza laboral están comenzando a mostrar signos de desaceleración, lo que podría tranquilizar a los banqueros de la Fed de que sus esfuerzos para enfriar la economía están funcionando.

También lee: