Economía

Hacienda baja estímulos complementarios para gasolinas

El estímulo fiscal será de nuevo de 100 por ciento para todos los combustibles.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dio a conocer este viernes que las y los automovilistas no pagarán el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) por las gasolinas durante la próxima semana.

A partir de mañana sábado 25 de junio, el estímulo fiscal será de nuevo de 100 por ciento para todos los combustibles.

El acuerdo, publicado este viernes en el Diario Oficial de la Federación (DOF) también añade que los estímulos complementarios para las gasolinas que se venden en el país serán los siguientes:

  • Magna: 5.67 pesos
  • Premium: 6.40 pesos
  • Diésel: 7.14 pesos

El apoyo complementario para todos los combustibles es menor que los aplicados hace una semana, cuando fueron de 7.01 pesos para la Magna; 7.98 pesos para la Premium; y de 7.71 pesos para el diésel.

El estímulo fiscal se ha mantenido al 100 por ciento para todas las gasolinas desde el 12 de marzo pasado.

Los montos complementarios, al igual que los estímulos fiscales normales, tendrán una vigencia que irá del 25 de junio al 1 de julio.

‘Subsidio a las gasolinas es una medida conservadora’

Desde marzo, el Gobierno Federal comenzó a utilizar el excedente de la venta de petróleo para subsidiar el precio de los combustibles en el país.


La medida ha sido defendida en múltiples ocasiones por el presidente quien asegura que beneficia al “pueblo de México”, pero ¿es cierto que favorece a la mayoría? ¿a quién va dirigido el subsidio?

Enrique Quintana, director General de El Financiero, no cree que sea así. Para él, esta absorción del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a las gasolinas por parte del gobierno es “profundamente inequitativa, digna del gobierno más conservador”.

Con base en datos del Inegi y la Secretaría de Hacienda, Quintana afirma que el 20 por ciento de la población con mayores ingresos aporta 44.5 por ciento del pago del IEPS a las gasolinas, mientras que el 20 por ciento más pobre contribuye con apenas el 5.8 por ciento.

“Claramente, el hecho de que el gobierno haga un sacrificio fiscal para evitar que aumente el precio de las gasolinas beneficia principalmente a los sectores de mayores ingresos”, explica en su columna La ‘pobreza franciscana’ y el subsidio a las gasolinas.

También lee: