Economía

¿Se viene una recesión económica en EU? Esto dicen Elon Musk, Bill Gates y Jamie Dimon

Delegados en el segundo Foro Económico anual de Qatar advirtieron que Estados Unidos se dirige hacia una recesión.

Diversos multimillonarios se han pronunciado por la posible recesión en la economía de Estados Unidos para el próximo año, alimentada por las alarmas emitidas por instituciones financieras y especialistas que pronostican este escenario ante un “tono más agresivo de la Reserva Federal (FEd) en su intento de controlar la inflación”.

Elon Musk, presidente de Tesla y SpaceX, señaló que la recesión es “inevitable en algún momento. En cuanto a si habrá una recesión a corto plazo, en mi opinión es más probable que no”. En el Foro Económico de Qatar, el empresario añadió que no tiene ninguna certeza al respecto.

Por su parte, Bill Gates, cofundador de Microsoft, dijo en una entrevista con Fareed Zakaria que “el mundo se dirige hacia una desaceleración económica en el futuro cercano en medio de las consecuencias de la pandemia y la invasión de Rusia a Ucrania”.

El director ejecutivo de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, coincidió con esta percepción al apuntar en una entrevista con inversionistas a principios de junio que el mundo tendrá un “huracán económico” mientras la economía lucha contra una combinación de desafíos sin precedentes.

Para JPMorgan Chase, la caída que reporta el S&P 500 implica un 85 por ciento de probabilidad de una recesión en medio de temores de un error de política por parte de la Fed. La advertencia de los estrategas se basa en la caída promedio del 26 por ciento del S&P 500 durante las últimas 11 recesiones y surge tras la caída del índice de referencia a un mercado bajista en medio de las preocupaciones sobre el aumento de la inflación y las agresivas alzas en las tasas de interés.

El director ejecutivo de Deutsche Bank AG, Christian Sewing, advirtió que la economía global puede estar encaminándose a una recesión a medida que los bancos centrales intensifican sus esfuerzos para frenar la inflación, uniéndose a un creciente coro de ejecutivos y legisladores que pintan un panorama pesimista.

“Al menos diría que tenemos un 50 por ciento de probabilidad de una recesión a nivel mundial”, dijo el director ejecutivo de Deutsche Bank en una entrevista. En EU y Europa, “la probabilidad de que se produzca una recesión en la segunda mitad de 2023, mientras que al mismo tiempo suben los tipos de interés, obviamente es superior a las previsiones que teníamos antes de que estallara la guerra” en Ucrania.


Sus comentarios llegaron el mismo día en que los analistas de Citigroup hicieron una predicción similar, citando shocks de oferta y tasas de interés más altas. Sewing dijo que, a pesar del impacto en el crecimiento económico, apoyó las acciones de los bancos centrales, incluida la Reserva Federal de EU, porque son necesarios para reducir la inflación, que calificó de riesgo para la democracia, a un nivel más sostenible.

A principios de esta semana, los delegados en el segundo Foro Económico anual de Qatar, desde el director ejecutivo de Tesla, Elon Musk y Nouriel Roubini hasta Bob Diamond de Atlas Merchant Capital y Bill Winters de StanChart, advirtieron que Estados Unidos se dirige hacia una recesión.

“La experiencia de la historia indica que la desinflación a menudo conlleva costos significativos para el crecimiento y vemos que la probabilidad agregada de recesión ahora se acerca al 50 por ciento”, escribieron los economistas de Citigroup.

“Los bancos centrales aún pueden diseñar los aterrizajes suaves, o ‘suaves’, incorporados en sus pronósticos (y en los nuestros), pero esto requerirá que los choques de oferta disminuyan y la demanda se mantenga resistente”.

Citigroup ahora prevé que la economía mundial crecerá un 3 por ciento este año y un 2.8 por ciento en 2023. Sus economistas dijeron que si ocurriera una recesión, probablemente sería una “variedad de jardín” en la que el desempleo aumenta varios puntos porcentuales y la producción experimenta un par de recesiones débiles.

“Vemos esto como una expectativa razonable, pero el comodín, como hemos enfatizado, es cómo la dinámica inflacionaria obstinada finalmente resulta ser”, dijer

Con información de Bloomberg y Guillermo Castañares.