Economía

‘Tormenta perfecta’ de aumentos a tasa y bajo crecimiento pueden ser un riesgo para finanzas públicas

El incremento de las tasas de interés a nivel local, pero también en dólares a nivel internacional, puede generar al gobierno federal un mayor costo financiero.

El aumento en el costo del dinero en México y Estados Unidos, que llevaría la tasa de interés en el país a 8.50 por ciento al finalizar el año, sumado al bajo crecimiento económico local, implicarán un riesgo para las finanzas públicas, ya que la Secretaría de Hacienda enfrentará un mayor costo financiero, lo que le reduce el margen de maniobra en materia de gasto, advirtió Alejandro Javier Saldaña.

El economista en jefe de Grupo Financiero BX+, enfatizó en entrevista que “el incremento de las tasas de interés a nivel local, pero también en dólares a nivel internacional, particularmente en Estados Unidos, sí puede generar al gobierno federal un mayor costo financiero, dentro del gasto no programable, lo que de alguna forma le quita cierto margen de maniobra. Es decir, hace que el gasto programable sea más pequeño, lo que limita gastos en otros conceptos”.

“Naturalmente, el incremento de los costos financieros es un riesgo para las finanzas públicas”, recalcó.

Por otra parte, dijo que si bien los precios del petróleo son muy volátiles, mientras se mantengan altos, como están actualmente, por encima de los 100 dólares por barril, en el caso del WTI, ayuda mucho a compensar los riesgos.

“Mientras los precios del petróleo se mantengan elevados, esto le va a seguir generando al gobierno federal un ingreso extraordinario, un excedente petrolero bastante importante, el cual le podrá ayudar a compensar y a contener parte de los riesgos asociados a un bajo crecimiento económico y a un mayor costo financiero”, abundó el economista. Asimismo, los excedentes petroleros permitirán seguir manteniendo ciertos estímulos a las gasolinas.

Señaló que Hacienda tendrá una labor un poco complicada para las nuevas emisiones de deuda, debido a que las condiciones financieras se han complicado y se han endurecido bastante por el tema de la inflación y la expectativa de alzas de tasas de interés en países desarrollados, en especial en Estados Unidos.