Economía

Litro de gasolina a 30 pesos depende de la marca; los estímulos fiscales han contenido precios

Alejandro Montufar, CEO de PETROIntelligence, aseguró que los precios que ofrece cada estación por el litro de gasolina puede variar según la marca

Una gasolinera de la marca Shell, ubicada en la alcaldía Miguel Hidalgo, llegó a ofrecer el litro de gasolina premium en 30 pesos; sin embargo, este tipo de casos son una excepción y no la regla, ya que los estímulos fiscales han logrado cumplir su objetivo de contener los precios de los combustibles en México, señaló Alejandro Montufar Helu Jiménez, CEO de PETROIntelligence.

En un webinar organizado por la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), el especialista señaló que los precios que ofrecen las estaciones de servicio varían dependiendo la marca, y en el caso de la gasolinera Shell, se debe a la calidad del combustible, a los aditivos, a la estructura de proveeduría de la marca, entre otros aspectos.

“Hay factores que son intangibles, en ocasiones, ciertas marcas ofrecen más caro el producto porque son la única estación en una zona, porque importan más caro o simplemente, porque es la estrategia comercial de la estación”, dijo.

De acuerdo con datos de PETROIntelligence, este jueves el precio promedio de la gasolina regular a nivel nacional es de 21.207 pesos por litro, el de la premium de 23.180 pesos y el del diésel de 22.660 pesos.

Sin embargo, estos precios se ‘dispararían por las nubes’ si no existieran los estímulos fiscales que aplica la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En ausencia de los estímulos, el promedio de gasolina ‘de la verde’ a nivel nacional sería de 27.55 pesos, en premium de 27.65 y en diésel de 29.27 pesos.

“La aplicación de estímulos fiscales tanto al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) como los adicionales, en conjunto con el comportamiento prudente del sector gasolinero, han mitigado la volatilidad de los mercados internacionales, el sector gasolinero ha traspasado de manera directa el ahorro implementado por el gobierno federal al consumidor”, dijo.

El especialista destacó el rol que ha jugado la dependencia dirigida por Rogelio Ramírez de la O, aunque el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania ha causado mucha volatilidad en los precios de referencia del petróleo, la Secretaría de Hacienda ha logrado ir ‘un paso adelante’ de la situación y actuado en consonancia.

“Derivado de los últimos incrementos en los precios internacionales, los estímulos al IEPS para el caso de la gasolina regular y el diésel alcanzaron el 100 por ciento, dicho nivel no fue suficiente para mitigar la volatilidad, por lo que Hacienda estableció estímulos fiscales adicionales, consistentes en un monto por litro por tipo de combustibles, acreditable contra el IVA y/o el ISR de los importadores y refinadores”, apuntó.

Gracias a los estímulos fiscales y a los adicionales, se llegó a ver un fenómeno que rara vez ocurre, y es que la gasolina en México sea más barata que en Estados Unidos.

“Los usuarios estadounidenses están desprotegidos ante aumentos extraordinarios de la gasolina, no tienen ninguna política de mitigación de precios, por eso hemos visto que varios consumidores se han cruzado a Chihuahua u otras entidades a cargar combustible”, subrayó Montufar.