Economía

¡Oh, no! Cereales y carne alcanzan su precio más alto en 11 años y esta es la razón

Los precios mundiales de los alimentos tocaron en febrero su máximo histórico.

Febrero fue un mes histórico para los precios de los alimentos, que alcanzaron un nuevo máximo.

El Índice de Precios de Alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) ascendió a 140.7 puntos en febrero, un alza mensual de 3.9 por ciento y de 24.1 por ciento anual.

Con el dato más reciente, el índice superó en 3.1 puntos su máximo histórico previo al que se registró en febrero de 2011.

“El aumento de febrero se debió a los grandes incrementos de los subíndices de precios de los aceites vegetales y los productos lácteos. Los precios de los cereales y la carne también se incrementaron, mientras que el subíndice de precios del azúcar cayó por tercer mes consecutivo”, explicó la FAO en su reporte mensual.

El índice de cereales subió 3 por ciento respecto a enero, quedando en 144.8 puntos. Las principales presiones provinieron del trigo. Los mercados temían desde febrero el estallido de un conflicto entre Rusia y Ucrania, los principales proveedores de trigo en el Mar Negro. Ambos países representan cerca del 25 por ciento de la producción mundial y 30 por ciento de las exportaciones globales.

La invasión de Rusia a Ucrania sucedió el 24 de febrero. En los días subsecuentes, los precios del trigo alcanzaron un máximo de 14 años en mercados internacionales.

El índice de precios de aceites vegetales subió 8.5 por ciento, cerrando el mes en un nuevo máximo de 201.7 puntos. El encarecimiento se debió sobre todo a alzas en aceites de palma, soja y girasol. Este último sintió las presiones por el conflicto en el Mar Negro también, pues 80 por ciento de las exportaciones globales provienen de la región.

Los lácteos registraron un alza de 6.4 por ciento en su índice, sumando seis meses consecutivos al alza para quedar en 141.1 puntos. Los aumentos en febrero derivaron de la creciente escasez en mercados mundiales por suministros menores a los previstos en Europa Occidental y Oceanía, además de alta demanda en Asia.

El índice cárnico subió 1.1 por ciento mensual, quedando en 112.8 puntos. La carne de res cotizó en máximos históricos por la alta demanda de importaciones a nivel global. El cerdo también aumentó, mientras que los precios de la carne de ave bajaron ligeramente.

El azúcar vio una baja de 1.9 por ciento en sus precios, la tercera al hilo, promediando 110.6 puntos en el índice.

La guerra en Ucrania augura mayores presiones inflacionarias, amenazando las expectativas de apaciguamiento que analistas tenían para este año. Se anticipan alimentos más caros por presiones del lado de los energéticos, el fertilizante y, si el conflicto se prolonga, precios internacionales de commodities como el maíz, el trigo y los aceites.