Economía

¿A la ‘calle de la amargura’? Empeoran expectativas para economía de México

El pronóstico más bajo es de 1.5%, de Bank of America, que estima que la economía entró en recesión al cierre de 2021.

Los pronósticos de crecimiento para la economía mexicana en 2022 siguieron deteriorándose y ahora apuntan a un avance de 2.5 por ciento, de acuerdo con el último sondeo de Citibanamex.

La estimación representa una baja de 30 puntos base respecto al 2.8 por ciento de hace quince días y se debe a que varios grupos de análisis redujeron sus proyecciones, ante la debilidad que registró la actividad productiva en los últimos meses.

Entre los ajustes a la baja destaca el de Bank of America Securities (BofA), quien ahora espera que la economía mexicana registre un avance de 1.5 por ciento este 2022, desde el 2.5 por ciento previo.

En un reporte, la firma indicó que el ajuste obedece a los resultados recientes sobre la actividad económica, que apunta a una caída anual de 1.9 por ciento en el cuarto trimestre, luego de una contracción de 5.2 por ciento en el tercero, lo que implicaría una recesión técnica.

Adrián de la Garza, economista en jefe y director de Estudios Económicos de Citibanamex, indicó en entrevista para El Financiero que desde que se conoció el dato del IGAE de agosto advirtieron que el crecimiento del PIB de 2021 podría ubicarse incluso por debajo de 5 por ciento.

Esto, debido principalmente a dos factores que estaban impactando la actividad en la segunda mitad del año: la nueva ley de outsourcing y los impactos de los problemas en cadenas de suministro a nivel global sobre las manufacturas y los servicios más relacionados con la demanda externa. Añadió que a esto se le suma un contexto de inflación persistentemente elevada y tasas de interés más altas, lo que los llevó a revisar el escenario de crecimiento del PIB en 2021 a 5 por ciento, y de 1.8 por ciento en 2022.

Credit Suisse ajustó a la baja su pronóstico para ese año, de 2.3 por ciento a 1.7 por ciento. Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina de la firma, coincidió que esto obedece a la base desfavorable de comparación, así como al cierre más débil de la economía que se vislumbró en 2021.

“Lo que va a pegar mucho en el 2022 va a ser la base de comparación. La economía cerró el 2021 debilitándose desde el tercer trimestre..., creemos que la economía sí va a crecer trimestre tras trimestre en 2022, pero el crecimiento promedio va a ser muy pobre”, abundó.

Pamela Díaz, economista para México de BNP Paribas, detalló en entrevista que para este año ven un aumento de solo 2 por ciento debido a las disrupciones en cadenas productivas, las cuales, si bien han cedido, anticipan que este ajuste sea lento y desigual entre sectores, lo que extenderá la pérdida de dinamismo en el sector industrial, así como los niveles elevados de inflación que se han visto recientemente, y por los bajos niveles de inversión en nuestro país.

Grupo Bursamétrica prevé un bajo crecimiento para este año, de 1.9 por ciento, y coincide en que obedece a la debilidad económica vista desde el cierre del 2021.

Ernesto O’Farrill, presidente de la institución, apuntó que uno de los mayores riesgos para este año es la reforma eléctrica, pues de ser aprobada mermaría de manera importante el crecimiento económico del país este año y los años entrantes.

“Para nosotros el principal riesgo es la reforma eléctrica; si se da este cambio, podría ser más pesimista el crecimiento del año, y de lo que resta del sexenio. El potencial de crecimiento podría verse afectado, podría estar entre un rango de uno a dos por ciento”, declaró.

Mayor inflación y tasas

Los analistas también revisaron sus pronósticos de inflación, y ahora prevén que en este año cerrará en 4.28 por ciento, desde el 4.16 por ciento previo.

Para la tasa de interés de fondeo la expectativa se elevó de 6.63 a 6.75 por ciento, y hay pronósticos de que suba hasta 7.75 por ciento. El consenso estima que para febrero Banxico elevará la tasa en 50 puntos base, más que los 25 puntos que estimaron en la encuesta anterior.

Díaz de BNP Paribas dijo que los niveles elevados de inflación están teniendo un impacto sobre el ingreso disponible, “lo que nos lleva a prever una desaceleración en el consumo en México en 2022″.

En diciembre la inflación general cerró en 7.4 por ciento, la mayor alza en dos décadas.