Economía

Incentivos de EU a vehículos eléctricos pueden crear guerra comercial, advierte industria mexicana

El Gobierno podría fijar aranceles a productos de EU, dice la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz.

La iniciativa de Estados Unidos para ofrecer incentivos fiscales de hasta 12 mil 500 dólares para impulsar la adquisición de vehículos eléctricos que sean solo fabricados en su territorio es violatoria del T-MEC, por lo que podría generar una guerra comercial en la región, según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

“Lo que nos estaría llevando esto es a una guerra comercial que no beneficia lo que estamos buscando”, declaró en conferencia su director, Fausto Cuevas.

Explicó que de acuerdo a las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), lo que podría hacer el Gobierno de México es establecer aranceles a la importación de productos estadounidenses que pudieran tener un valor equivalente al de la afectación generada a la industria mexicana.


La administración de Joe Biden se puso como meta que en 2030 la mitad de los vehículos vendidos sean 100 por ciento eléctricos, y para ello contempla incentivos fiscales por 7 mil 500 dólares sin importar de dónde provenga la unidad, pero si el vehículo es ensamblado en plantas locales serán 12 mil 500 dólares.

El incentivo fiscal es atractivo y eso es lo que lo hace peligroso, sin embargo, actualmente solo 2 de entre más de 50 vehículos que hay en el mercado pueden aplicar al incentivo, según la asociación.

“Esta limitación de opciones de vehículos eléctricos obligará a muchos consumidores a reconsiderar y comprar los tradicionales”, declaró Alberto Bustamante, director de comercio exterior de la industria Nacional de Autopartes (INA).

En lo que va del año, México produjo 60 mil 776 vehículos eléctricos, y es únicamente del modelo Ford Mustang Mac E, que inició a penas el año pasado. General Motors tiene previsto instalar su planta en Coahuila para operar hacia 2023.