Economía

Victoria Rodríguez Ceja ‘despierta’ dudas por su falta de experiencia en política monetaria

Analistas consideraron que la actual funcionaria de Hacienda y probable gobernadora del Banco de México ha probado su saber en finanzas

Este miércoles, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, informó que nominará a Victoria Rodríguez Ceja para relevar del cargo al actual gobernador de Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, quien terminará su gestión el 31 de diciembre del año en curso.

El presidente indicó que decidió la nominación de Rodríguez Ceja para darle más peso a la participación de las mujeres en el ámbito económico.

Victoria Rodríguez Ceja es licenciada en Economía por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) y estudió la maestría en Economía en El Colegio de México (Colmex).


Ha ocupado diferentes cargos en la administración pública, y actualmente se desempeña como titular de la Subsecretaría de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Al respecto de la nominación, especialistas en materia económica comentaron que se ha generado incertidumbre en el mercado luego del prematuro descarte del secretario de Hacienda, Arturo Herrera, quien había sido propuesto por el Ejecutivo en julio para ocupar el cargo.

Jacobo Rodríguez, director de análisis económico de BW Capital, indicó en entrevista que Rodríguez Ceja cuenta con experiencia probada en finanzas, pero no en política monetaria, y esto es lo que preocupa al mercado.

Victoria Rodríguez tiene amplia experiencia en el área de las finanzas públicas, además de tener una formación económica. Aun así no tiene experiencia en el ámbito monetario, lo que genera ciertas dudas para mantener un perfil ortodoxo y prudente de la política monetaria del país. El propio mercado ya reflejó estas dudas con la depreciación del peso mexicano en el momento en que se anunció la propuesta”, expresó.


Bajo su óptica, Rodríguez Ceja debería pronunciarse al respecto y calmar la incertidumbre generada aseverando que se mantendrá la independencia del Banco Central.

“En estos momentos la candidata debería pronunciarse de alguna manera para calmar a los mercados en el sentido de que velará por la independencia del banco central y que se apegará a los objetivos del organismo”, expuso Jacobo Rodríguez.

Alain Jaimes, analista económico de Signum Research, coincidió en que la candidata cuenta con amplia experiencia en finanzas, pero el mercado está nervioso por su incursión en la política monetaria.

Comentó que parte del nerviosismo también recae en la cercanía que tiene Rodríguez Ceja con el presidente, pero confía que la Junta de Gobierno del Banxico se mantendrá firme en su mandato institucional como organismo independiente.

“En cuanto al perfil de Victoria Rodríguez, vemos a una economista allegada al presidente, de la cual no podemos poner en tela de juicio su preparación académica. Sin embargo, resulta evidente su poca experiencia en temas de política monetaria, y si bien parece que podría tener cierto sesgo para apoyar temas que beneficien a la actual administración, hay que tener presente dos elementos: el primero de ellos es que el Congreso debe ratificarla y segundo y más importante, el Banco de México tiene una Junta de Gobierno, es decir, sus decisiones se toman de manera colegiada y, afortunadamente, la mayoría de los miembros de esa Junta ha demostrado su cabal compromiso con el mandato constitucional de estabilidad de precios”, dijo.

Joel Virgen, economista en jefe de Out of the Box Economics indicó que “el perfil de la nueva postulación no parte demasiado lejos del que al menos 40 por ciento de la Junta de Gobierno ya está conformada -perfiles emergidos de cabeza de subsecretarias clave dentro de la SHCP”, y descartó que exista incertidumbre por las decisiones dentro de la Junta de Gobierno de la institución, pero sí existe nerviosismo por posibles reformas al organismo central.

“Respecto a su implicación sobre la dinámica de la Junta de Gobierno, creo que simplemente reforzará una tendencia ya presente: más opiniones, algo de polarización y menor centro de gravedad alrededor del Gobernador. Es una Junta sin ‘anclas institucionales’, donde cada voto (en ausencia de empate) contará lo mismo. Desde mi punto de vista, los riesgos a la autonomía de Banxico tienen epicentro en otras latitudes: en el Congreso y potenciales reformas de Ley a Banxico”, refirió.