Economía

¡No pasan! Regulador batea solicitudes de privados para generar energía eléctrica

El último permiso de la CRE a un privado se dio el 29 de octubre pasado; las únicas autorizaciones han sido para Pemex y CFE.

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) ‘congeló’ los permisos para generar energía eléctrica para empresas del sector privado desde octubre de 2020.

“El sector está paralizado, se han detenido inversiones, no hay expedición de nuevos permisos de generación por la CRE, ni nuevas centrales de generación, subastas, en fin, el balance del último año es que se ha congelado todo”, señaló Paolo Salerno, managing partner de Salerno y Asociados.

El último permiso otorgado a una empresa del sector privado para generar energía eléctrica se dio el 29 de octubre pasado a Veolus Servicios Energéticos II para abastecer a sus centrales.

Desde esa fecha, el regulador ha ‘bateado’ cinco solicitudes para generar energía. El 8 de julio de 2021 le negó el permiso a Hive Solar Baja California Norte 1 y a Hive Solar Tres manantiales, y el 13 de agosto hubo una negativa doble al rechazar las solicitudes de Hidroeléctrica Mizú y Flex America.

El último rechazo se dio el pasado 31 de agosto, cuando se le negó el permiso a la empresa Saturno Solar para su planta en Hidalgo.

Oscar Ocampo, coordinador de energía del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), explicó que esta negativa de permisos se debe al memorándum que envió el presidente López Obrador a los órganos reguladores durante el verano de 2020.

“Uno de los mandatos de ese texto era no otorgar permisos a privados, por lo que la CRE únicamente ha estado otorgando permisos a Petróleos Mexicanos y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”, dijo.

En el memorándum enviado por el Jefe del Ejecutivo durante julio pasado se puede leer que se deberá “detener el otorgamiento de permisos o concesiones a particulares en el sector energético por sobreoferta de petróleo y electricidad para el mediano y largo plazo”.

Además, el documento expresa que se debe apoyar a Pemex y a la CFE en la política de producción y distribución de energéticos en el país para evitar que sigan perdiendo participación en el mercado nacional, y que ya no se debiliten financieramente, ya que esto originaría que se incumpla el compromiso de no aumentar, en términos reales, el precio de gasolinas, diésel, gas y electricidad a los consumidores.

Y el órgano regulatorio ha cumplido estas indicaciones al pie de la letra, ya que los únicos permisos para generar energía eléctrica se han concedido a Pemex y CFE.

El pasado 29 de julio se otorgó un permiso a la Secretaría de la Defensa Nacional para generar energía para el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, mientras que el 26 de enero de este año se le otorgó la autorización a Pemex Exploración y Producción para su central plataforma habitacional Litoral A2.

Además, CFE recibió el ‘sí’ para su central ubicada en San Luis Río Colorado I, mientras que el 29 de octubre obtuvo un doble permiso para sus centrales ubicadas en el Valle de México y la termoeléctrica de ciclo combinado en Tula.

“Así es la postura de la CRE y no hay razones para pensar que esto cambiará en el futuro cercano”, añadió el especialista del IMCO.

De acuerdo con el portal de la CRE, hasta el 10 de agosto pasado había más de 100 solicitudes de permisos del sector privado que se encontraban a la espera de una resolución.

La solicitud más antigua la realizó Iberdrola Energía Topolobampo (21 de mayo de 2019), mientras que la más reciente es la de Servicios Integrales en Reúso de Agua (9 de agosto de 2021).

También lee: