Economía

Telcel, AT&T y Movistar tendrán 60 días para implementar la neutralidad de la red

Funcionarios del IFT señalaron que algunos operadores impulsarían una acción contra los lineamientos de la neutralidad de la red, ya que es un derecho que tienen.

Los operadores de servicios de conectividad como Telcel, AT&T y Movistar tendrán 60 días naturales para implementar los lineamientos de la neutralidad de la red, una vez que hayan sido publicados por Decreto.

“Una vez publicados (los lineamientos de la neutralidad de la red) en el Diario Oficial de la Federación se va a dar un periodo de 60 días naturales para que puedan hacer las gestiones necesarias al interior de sus empresas”, explicó Lorely Ochoa, directora general de Desarrollo de las Telecomunicaciones y la Radiodifusión en el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Ochoa agregó que una vez pasados los 60 días naturales, los operadores deberán ejecutar los lineamientos de la neutralidad de la red y de no hacerlo serán acreedores de sanciones que dijo que dependerán de la falta de gravedad.

Acotó que probablemente algunos operadores puedan impulsar una acción contra los lineamientos de la neutralidad de la red, ya que es un derecho que tienen.

Sobre el informe anual que emitirá el IFT, Ocho explicó que el primer informe será publicado hasta 2023, ya que es probable que la implementación de los lineamientos de la neutralidad de la red empiecen a aplicarse en 2022.

Ayer el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aprobó los lineamientos para la gestión de tráfico y administración de la red en lo que establece que los concesionarios y autorizados que presten el servicio de acceso a internet podrán implementar políticas de gestión de tráfico y administración de red, así como de los servicios que ponen a disposición de los usuarios finales.

Lo anterior sin limitar, degradar, restringir, discriminar, obstruir, interferir, filtrar o bloquear el acceso a contenidos, aplicaciones o servicios a los usuarios finales, salvo en situaciones indispensable.

Asimismo, para cerrar la brecha digital, se permitirá que los proveedores del servicio de acceso a internet puedan dar acceso gratuito a los usuarios, aun cuando estos no tengan saldo o datos disponibles, a ciertos contenidos, aplicaciones o servicios de entes públicos o entidades del sistema financiero.