Economía

Una buena para México: Fitch ratifica calificación con perspectiva estable

Fitch destacó como factor positivo la prudencia de la política fiscal y el sólido desempeño de las finanzas públicas, que abonan a la estabilidad macroeconómica y a la confianza para la inversión.

La agencia calificadora Fitch Ratings ratificó este lunes la calificación crediticia para la deuda soberana de México en ‘BBB-’, con perspectiva estable, el último escalón del grado de inversión para la firma.

Hacienda indicó que Fitch resaltó en su decisión que México tiene una deuda baja comparada con la de economías similares, así como finanzas externas estables y robustas, y un marco de política macroeconómica consistente”.

Adicionalmente, la calificadora señaló como factores que apoyan el crecimiento potencial una menor carga del sector petrolero, mayor certidumbre para el comercio que significa la firma del T-MEC y la expectativa de nuevas inversiones en el país, por la reconfiguración de las cadenas globales de valor.

No obstante, señaló que la nota está restringida por una gobernanza relativamente débil, un desempeño silencioso de crecimiento a largo plazo y las implicaciones para las propias finanzas del gobierno federal de su estrategia de aliviar la carga tributaria de Pemex.

Para este año la agencia espera que el gobierno destine 236 mil millones de pesos a Petróleos Mexicanos (Pemex), lo que equivale al 1 por ciento del PIB nacional, y en años posteriores la ayuda recurrente a la empresa productiva del estado sería de 0.5 por ciento del PIB.

Hacienda destacó que la calificadora mejoró su perspectiva de crecimiento para 2021, de 4.2 por ciento a 5 por ciento, con base en la reapertura de la economía del país y la fuerte demanda estadounidense.

Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, escribió en su cuenta de Twitter que México mantiene prudencia en política fiscal, sólido desempeño de las finanzas públicas, niveles bajos de deuda y un marco de política macroeconómica consistente.

“Los resultados se lograron sin elevar impuestos ni contraer el gasto, manteniendo los ingresos tributarios en 0.8% reales en 2020, pese a la caída económica y contrario a otras crisis. La ratificación preserva el acceso favorable a los mercados nacionales e internacionales”, sostuvo.

La decisión está en línea con las ratificaciones en 2021 de JCR, Moody’s, HR Ratings, DBRS y KBRA.

Calificaciones ‘BBB’ de Fitch

Indican que las expectativas de riesgo de incumplimiento son bajas actualmente. La capacidad de pago de los compromisos financieros se considera adecuada, pero es más probable que las condiciones comerciales o económicas adversas afecten esta capacidad.