Economía

China crece a niveles récord: PIB subió 18.3% anual en primer trimestre

A nivel mundial, el lanzamiento de vacunas está ayudando a impulsar la economía mundial y apuntalando el crecimiento de la nación asiática.

La economía de China se disparó en el primer trimestre a medida que el gasto de los consumidores se fortaleció, uniéndose al aumento de la producción y la inversión, lo cual ha permitió a la nación asiática recuperarse de la caída de COVID hace un año.

El Producto Interno Bruto chino subió un récord de 18.3 por ciento en el primer trimestre respecto al año anterior, prácticamente en línea con el 18.5 por ciento pronosticado en una encuesta de economistas de Bloomberg. Las cifras publicadas por la oficina de estadísticas este viernes (hora local) están sesgadas por las comparaciones de hace un año cuando la economía estaba afectada por el confinamiento. Una mejor lectura del impulso de la economía proviene del crecimiento intertrimestral, que se desaceleró al 0.6 por ciento desde el 2.6 por ciento de los tres meses anteriores.

Otros aspectos destacados clave


La producción industrial aumentó un 14.1 por ciento en marzo con respecto al año anterior en comparación con la proyección mediana de los economistas del 18 por ciento.

Las ventas minoristas se expandieron un 34.2 por ciento en marzo, superando las expectativas de un aumento del 28 por ciento.

La inversión en activos fijos subió un 25.6 por ciento en el primer trimestre respecto al año anterior

La tasa de desempleo era del 5.3% a finales de marzo.


La economía de China aceleró constantemente después de una contracción histórica en el primer trimestre del año pasado, recuperando todo el terreno perdido a fines de septiembre. El repunte ha sido liderado por una fuerte producción industrial y fuertes exportaciones, ya que la pandemia impulsó la demanda de productos médicos y dispositivos electrónicos fabricados en China.

No obstante, el enorme crecimiento del PIB, el aumento de la inflación y el aumento de los niveles de deuda han puesto en guardia a los responsables políticos. Beijing ha señalado que quiere reducir el estímulo fiscal y monetario ahora que la recuperación se está acelerando y está endureciendo la supervisión regulatoria en áreas como préstamos y bienes raíces. El banco central ha pedido a los bancos que reduzcan el crecimiento de los préstamos en los próximos meses, aunque los funcionarios han enfatizado una reducción gradual de la política.

A nivel mundial, el lanzamiento de vacunas está ayudando a impulsar la economía mundial y apuntalando el crecimiento de China. Además de eso, se espera que el estímulo fiscal masivo de la administración Biden tenga enormes efectos secundarios para el resto del mundo, especialmente en China, el mayor exportador del mundo. Chang Shu de Bloomberg Economics mejoró su pronóstico de crecimiento para China para este año a 9.3 por ciento desde 8.2 por ciento anteriormente. El objetivo oficial del gobierno es un crecimiento superior al 6 por ciento este año.