Fox Sports México

Gerard Piqué: Así fue su ‘oscuro’ pasado en Manchester antes de ser figura del Barcelona

El defensa español ha reconocido varias veces que gracias al Manchester United y a Sir Alex Ferguson maduró.

El defensa central Gerard Piqué anunció su retirada del futbol con el Barcelona y que el partido del próximo sábado ante el Almería será el último que dispute en el Camp Nou, según un video publicado en sus redes sociales.

Este sábado será mi último partido en el Camp Nou. Pasaré a ser un culé más, animaré al equipo y transmitiré el amor por el Barça a mis hijos tal y como mi familia hizo conmigo”, afirma Piqué en el vídeo titulado ‘Culés, les tengo que contar una cosa’.

En el video, Piqué destacó que, después de su paso por el Barcelona, no jugará en ningún otro club. “He decidido que es el momento de cerrar este ciclo. Siempre he dicho que después del Barça no habría ningún otro equipo y así será”, señaló.

Piqué, de 35 años, pondrá fin así a 14 temporadas en el primer equipo del Barcelona, club en el que se formó y al que regresó en la temporada 2008-09 procedente del Manchester United, equipo donde jugaba desde el año 2004.

Piqué pasó de “niño a hombre” en Manchester

Cuando Gerard Piqué era menor de edad y estaba en las categorías juveniles del Barcelona, no era uno de los jugadores más destacados ni prometedores de la institución, además de que era un poco rebelde, por lo que fue prestado al Manchester United.

Como Piqué se mudó solo a Inglaterra, vivió un tiempo en una habitación que le rentaba el legendario entrenador del equipo, Sir Alex Ferguson, pero le causó varias molestias a su arrendador.

“Le alquilé el piso, estaba más solo que la una y un perro era demasiado grande, así que me compré un conejo y le destrocé la casa. Lo mordió todo. Cuando me fui me llamó indignado... y además él es de la pela, tiene pasta para parar un tren”, contó en el documental Match Day.

“Estaba aquí [en Manchester] y no era nadie. He tenido episodios muy negros en esta ciudad y más de una vez he terminado en la comisaría”, confesó el campeón de Europa y del mundo con la Selección de España.

Sin embargo, Ferguson, uno de los entrenadores más respetados en el mundo y que mejor sabía manejar a los futbolistas más jóvenes hasta convertirlos en estrellas (y también a los veteranos), pulió a Piqué y este regresó a Barcelona como un mejor defensa central y se convirtió en líder, figura y leyenda del club.

“Aquí pasé de ser un niño a ser adulto”, comentó Piqué previo a un partido en Old Trafford entre Manchester United y Barcelona. “Estuve de los 17 a los 21 años en el United y tuve mis primeras experiencias como profesional. Aprendí mucho”.


También lee: