Deportes

¿Por qué Ebrard y Yon De Luisa se reunieron a falta de 5 años para el Mundial del 2026?

En junio de 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró desconocer que la FIFA solicitaba a los países organizadores una posible condonación de impuestos.

En un acto que causó el asombro de propios y extraños, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Causabón, sostuvo una reunión con Yon de Luisa, presidente de la Federación Mexicana de Futbol, con motivo del Mundial del 2026 en donde México será sede con Estados Unidos y Canadá.

Pese a que todavía faltan 5 años para que se celebre la justa deportiva y el visto bueno de la FIFA, Ebrard y de Luisa, hablaron de las acciones conjuntas que son requeridas para celebrar la Copa de Mundo en territorio mexicano.

La junta tuvo como principal objetivo establecer el compromiso del Gobierno Federal para lograr que México pueda albergar partidos en el 2026.

“Sostuve reunión con el Presidente de la Federación Mexicana de Futbol, Yon de Luisa, para detallar el calendario de acciones conjuntas en apoyo al Mundial de Futbol México 2026″, tuiteó el titular de la SRE.

El anuncio ha despertado miles de interrogantes entre los aficionados, pues algunos se cuestionan la relación entre la dependencia federal y una organización del ámbito privado como lo es la Federación Mexicana de Futbol.

Aunado a ello, establecieron que todavía faltan varios años para la justa mundialista y aún no se sabe qué papel ocupará Ebrard en 2026 en la política mexicana, pese a ser uno de los políticos que suena para ser candidato a la Presidencia en 2024.

Durante el encuentro, Ebrard y de Luisa aseguraron que se estableció un ‘calendario de acciones conjuntas’ para apoyar la realización de la Copa del Mundo en suelo azteca.


Asimismo, el presidente de la FMF le hizo entrega de una playera de la Selección Mexicana y un balón.

Este suceso ocurre semanas después de que representantes de la FIFA visitaron el estadio Azteca en la CDMX, el BBVA en Monterrey y el Akron en Guadalajara, para hacer una inspección a las sedes que el país propuso para la justa mundialista

Una reunión que deja muchas dudas a falta de casi cinco años

Es muy conocido que, a la hora de organizar un Mundial de Futbol, este necesita el completo respaldo de los gobiernos federales para que absorban costos de seguridad, limpieza, etc., por lo que algunos países desisten de albergar el dicho evento, pues generaría un impacto en las finanzas públicas.

Prueba de ello, fue el Mundial en Brasil 2014, donde el país sudamericano resintió en la economía la organización de dicha justa, por lo que otras naciones han optado por abandonar el sueño.

Otro ejemplo de este tipo de eventos fue Tokio 2020, donde el país asiático desembolsó millones de dólares para que se efectuarán los Juegos Olímpicos en medio de una pandemia.

El caso de México no es distinto, pues la FIFA pide a los gobiernos que sean respaldados al cien por ciento y que absorba los costos si se quiere ser un país organizador, sin importar las condiciones en las que se encuentre el país.

Para esto, en junio del 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que, aunque desconoce el tema de la organización del Mundial del 2026, la FIFA no gozará de privilegios con miras a la justa organizada por México, EU y Canadá.

En la conferencia matutina del pasado 26 de junio, AMLO fue interrogado acerca de una posible presión de la FIFA hacia la Femexfut para que el gobierno federal le condonara o reduzca impuestos al organismo del balompié mundial.

Aunado a ello, el órgano rector del balompié mundial ha ‘intimidado’ a la Femexfut con sanciones por el ‘grito homofóbico’, quitándole partidos de local.

Al respecto, el ejecutivo dejó abierta la posibilidad de investigar dicho tema, pese a que este termina su mandato en 2024.

“Si hay algo por escrito, lo analizaremos y damos respuesta, pero no tenía conocimiento de eso”, indicó el presidente, que dicho sea de paso, no es afín del futbol.