Culturas

¿Qué sucedió durante los ataques de gas lacrimógeno en las protestas de Chile de 2019?

Checa esto en la muestra virtual ‘Forensic Architecture. Tear Gas in Plaza de la Dignidad, 2020′ del MUAC. que podrá verse a partir del 17 de mayo y hasta el 15 de agosto próximo.

Clorobenzilideno malononitrilo es su nombre. Es un químico que suele usarse, por lo regular, para la fabricación de granadas de gas lacrimógeno para uso de las policías antidisturbios alrededor del mundo. Este agente también es denominado como CS, en honor a los estadounidenses que lo inventaron, Ben Corson y Roger Stoughton.

Veinte o 30 segundos es el tiempo que tardan los síntomas por exposición a CS en manifestarse en una persona. Por el efecto de la detonación en las granadas, el CS deriva en una rápida irritación en ojos, nariz, boca, piel y vías respiratorias de los afectados. Se calcula que el radio de propagación de una bomba puede ir de entre los 60 a los 300 metros cuadrados.

Según apunta un artículo de la BBC de 2017, en los últimos años ha sido utilizado por cuerpos policiales y militares para disipar a aglomeraciones civiles en naciones tan diversas como Egipto, Estados Unidos, Hong Kong, Turquía, Bahréin o Venezuela. En un caso específico podría añadirse lo que sucedió en Chile durante las movilizaciones del 2019.

La agencia con sede en Londres, Inglaterra, Forensic Architecture, midió la acumulación de Clorobenzilideno malononitrilo durante el 20 de diciembre de 2019, cuando las fuerzas de seguridad de Chile usaron cantidades sin precedente de este compuesto, en la Plaza de la Dignidad, en Santiago de Chile, en contra de personas que estaban manifestándose pacíficamente.

Se rastrearon cantidades de 54 mg/m3 del químico CS. Lo que es 135 veces el límite de exposición de 0,4 mg/m3 de lo establecido en el ‘Manual de Operaciones para el Control del Orden Público’ de la misma organización policial chilena, Carabineros, según datos del medio CIPER Chile, en un artículo de 2020.

Como ya es regla en su riguroso método de trabajo, a partir del análisis de fuentes visuales abiertas y simulaciones dinámicas, Forensic Architecture midió la concentración de gas lacrimógeno en el aire y en el suelo con el propósito de estimar los riesgos a la salud de los manifestantes que supuso esta acción.

Los resultados de esta investigación podrán verse a partir del 17 de mayo y hasta el al 15 de agosto en la #Sala10 del Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) de la UNAM como parte de la muestra virtual Forensic Architecture. Tear Gas in Plaza de la Dignidad, 2020. Una muestra en colaboración con El Aleph. Festival de Arte y Ciencia de la UNAM.

Forensic Architecture fue fundado en 2010 por Eyal Weizman. Se trata de un grupo de expertos que trabaja para hacer visible la violencia de Estado y que tiene como método corroborar los hechos para confrontarlos con los relatos oficiales emitidos por los gobiernos.

Como sello distintivo, Forensic se vale de la arquitectura como herramienta metodológica para indagar en conflictos armados y de catástrofe ambiental. De manera independiente, por medio de nuevas tecnologías, maquetas, análisis de videos, cartografías interactivas y otros recursos, reconstruyen los hechos para ponerlo al alcance de diversas ONG, como Amnistía Internacional, entre otras.

Entre los casos internacionales que han trabajado en los últimos años se encuentran el de la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Escuela Normal Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, en Iguala (del que ya han expuesto material en el mismo MUAC); los ataques de drones estadounidenses en la frontera entre Pakistán y Afganistán; la cárcel de torturas de Saydnaya, en Siria; el combate en Rafah, en la franja de Gaza, o sobre los derechos de la naturaleza y animales y el límite que los aleja del ser humano.

Forensic Architecture. Tear Gas in Plaza de la Dignidad, 2020. Estreno programado para el 17 de mayo del 2021, a las 18:00 horas. Consulta: www.muac.unam.mx.